Tragedia en los Cielos

16.04.2944

Por Arthur Kenna

Redactor

El tráfico es una forma de vida en el ajetreado puerto comercial de Nueva Junction, en el planeta Lo del sistema Corel. Situada cerca del Protectorado Banu, esta ciudad ve cada día a miles de naves entrando y saliendo de la atmósfera. A medida que el comercio se iba enhebrando en el tejido de la ciudad, las vías de tráfico que delimitan los corredores de ascenso y descenso hacia el puerto han permanecido invariables de la fundación de la ciudad. Históricamente, nunca se ha producido algún problema serio.

Ya no pueden seguir haciendo esa afirmación.

Poco antes del amanecer, los habitantes de Nueva Junction fueron arrancados de su sueño por una lluvia de fuego y escombros cuando un par de naves de transporte chocaron y se estrellaron contra la superficie. Aunque las vías de tráfico han sido situadas lejos de zonas residenciales por juntas de planificación locales y funcionarios de zonificación imperiales para minimizar los posibles daños en caso de que se produjera una tragedia como la que nos ocupa, este incidente pone de manifiesto un posible descuido en su planificación.

Ghara Halloway, la recepcionista del turno de mañana en la TDD1 local, presenció todo el incidente.

- Pensaba que se habían visto el uno al otro, ¿sabe? – rememoró, todavía temblando -. Hubo ese momento en el que me di cuenta de que, por la razón que fuera, no se habían visto entre ellos. Sentí un vacío en el estómago. No tenía ni idea de qué hacer.

Cuando el Vesta, una nave clase Retaliator modificada para el transporte de carga, estaba ascendiendo desde la superficie, su piloto, al que los registros de aterrizaje identifican como Errol Daniels del sistema Croshaw, se dio cuenta de que iba a colisionar con una Freelancer en rumbo de aproximación, nave que todavía sigue por identificar en el momento de transmitir esta noticia. El señor Daniels realizó maniobras evasivas, pero por desgracia la Freelancer intentó hacer lo mismo. Sus intentos por evitar chocar los sacó a ambos fuera de la vía de tráfico, donde colisionaron. Su trayectoria de caída los dirigió hacia el bloque F situado justo al sur del centro urbano de Nueva Junction, donde se estrellaron contra la urbanización Walden Towers.

Los equipos de respuesta inmediata descendieron al lugar del accidente y se encontraron con los edificios envueltos en llamas. Los residentes ya habían empezado a abandonar las torres, muchos de ellos cubiertos de hollín y cenizas. A medida que los bomberos iban entrando en el edificio, se les iban uniendo otros vecinos que habían acudido de las residencias vecinas para ayudar en la evacuación.

- Lo que ha sucedido hoy ha sido espantoso. Uno de los peores días que he visto en mis treinta y cuatro años – dijo Dan Corvi, teniente del NJFD2 -. Pero ha sido increíble ver como toda la comunidad aunaba sus esfuerzos para ayudar a prevenir más pérdidas de vidas.

Los incendios duraron más de tres horas, dañando gravemente el sistema de soporte central de la urbanización Walden. Las operaciones de rescate en los pisos superiores tuvieron que ser canceladas hasta que el incendio pudiera ser controlado. Se tuvo que desplegar escáneres por control remoto para poder proseguir con la búsqueda de supervivientes.

Se presentaron representantes del Consejo de Gobernadores para supervisar las labores de rescate.

- Evidentemente, estamos totalmente dedicados a ofrecer cualquier tipo de ayuda y asistencia que esté en nuestras manos – declaró Dexter Fowley, del Consejo de Governadores de Nueva Junction, en una improvisada conferencia de prensa -. Ya he recibido notificaciones de Bresson e incluso Tanis de que nos enviarán toda la ayuda disponible para socorrer a nuestras familias, y me gustaría darle las gracias por ello.

Fowley pasó a abordar la mayor preocupación.

- Parece que los horribles sucesos de hoy han expuesto un fallo en el protocolo que debe ser subsanado. Dicho en pocas palabras, es necesario un sistema para que todos los pilotos, tanto los comerciales como los que no, se ciñan al protocolo de vuelo dentro de las vías de tráfico, así como una norma estandarizada de técnicas de evasión para casos de emergencia. Cuando mi presencia ya no sea necesaria aquí, planeo reunirme con los demás gobernadores y enviar un mensaje al Senado solicitando los medios necesarios para diseñar tal sistema. Hasta ahora el sistema que teníamos nos ha bastado, pero el día de hoy nos ha enseñado que debemos exigir más, para que la pérdida de todas estas vidas no haya sido en vano.

1. TDD: siglas de “Trade & Development División” (División de Desarrollo y Transporte).
2. NJFD: siglas de “New Junction Fire Department” (Cuerpo de Bomberos de Nueva Junction).

Original.