Stor-All

Tendrías que estar viviendo debajo de una piedra para no estar familiarizado con las famosas y estridentes transmisiones comerciales de Stor-All, en las que aparece un animal de dibujos animados de especie indeterminada (las teorías más populares van desde un tejón terrano a un cangrejo peludo asteroidal) explicando a un desventurado capitán de transporte que la serie Big Box de contenedores de carga Stor-All es capaz de cubrir todas y cada una de sus necesidades. El capitán se dedica a ofrecer ejemplo tras ejemplo de artículos que sin lugar a dudas no podrán ser transportados por el espacio profundo, a lo que el dibujo animado responde siempre con la insoportable coletilla:

- ¡No te preocupes, ALMACENARÁ DE TODO! (“IT’ll STORE ALL” en inglés).

Y como sus anuncios, los productos de la corporación Stor-All se han convertido en una parte integrada del ruido de fondo de la vida diaria en el Imperio actual. A cualquier individuo que sea Ciudadano de la UEE le resultaría difícil lograr pasar un día entero sin llegar a estar en contacto en ningún momento con alguno de sus productos, y la perspectiva de poder vivir sin utilizar bienes que hayan sido almacenados en algún momento dentro de un contenedor Stor-All es impensable: casi el 50% de todos los artículos transportados entre dos atmósferas hacen su viaje dentro de una unidad Stor-All, una tasa de mercado realmente asombrosa si se tiene en cuenta la simplicidad del diseño del producto.

La compañía Stor-All fue fundada en 2745 en Lo como sociedad de responsabilidad limitada afincada en Corel. La compañía era conocida originalmente como TransGo y pasó por casi una docena de cambios de nombre orientados al marketing (algunos de estos nombres fueron “STUFF-IT” y “Shiploads”) antes de encontrar por fin el éxito cuando se la asoció con la imagen utilitaria que acompaña siempre la marca Stor-All. Los inversores situaron en Lo la sede central de la compañía para poder aprovechar el en esos momentos floreciente comercio entre la UEE y el Protectorado Banu.

La compañía ha sido notoriamente litigante, tanto a la hora de defender sus productos como de atacar los de otras compañías. Stor-All ha presentado al gobierno de la UEE cientos y cientos de patentes que iban desde lo merecido (“máquina tejedora de acolchado nanomolecular para absorción de impactos”) a lo completamente irrazonable (“zona de carga de forma cúbica para tareas de vuelo espacial”) y es igual de rápida a la hora de defenderse de cualquier competidor potencial. Una demanda en curso contra Alliance-Conway Shipping Goods lleva ocho años en los tribunales avanzando con la rapidez de un glaciar: todavía no hay ningún indicio de su próxima resolución.

Otra cuestión legal recurrente es la forma entusiasta en que la compañía protege su nombre de marca. Temiendo que el término (“Stor-All” equivale a “almacena-todo” en inglés) acabara siendo usado coloquialmente para describir mencionar cualquier contenedor para el transporte de carga por el espacio, Stor-All invierte cada año centenares de miles de créditos en una campaña publicitaria paralela destinada a recordar a sus clientes que lo que ellos venden son contenedores de la marca Stor-All®, y no simples “almacena-todo”. Esta campaña tiene el beneficio añadido de que refuerza la idea de que una unidad Stor-All® es de calidad superior a cualquier otro “almacena-todo” disponible en el mercado.

Más a menudo que no, sin embargo, el departamento legal de Stor-All sale en las noticias por su tendencia a atacar empresas sin ninguna relación con sus productos excepto un nombre que suena parecido. En los últimos años han conseguido cerrar desde el Sammy’s Sure Haul Diner en MacArthur a la conocida importadora de ropa de moda ALL STORE de Terra (los entendidos se apresuran a destacar la coincidencia de que ALLSTORE transportaba sus productos utilizando contenedores exclusivamente de la marca Conway).

Modelo de producción y de negocios

Una de las preguntas más frecuentes formulada por quienes no están al tanto de los intríngulis del comercio interestelar es la siguiente: ¿de dónde proceden los contenedores de Stor-All? Los contenedores Stor-All son ese extraño producto que acaba apareciendo en cualquier hangar, astillero y recinto de fábrica del espacio conocido sin necesidad de tener un propietario definido. La tal vez sorprendente respuesta es que todos y cada uno de los contenedores Stor-All es de hecho una unidad de alquiler. Los contenedores son alquilados por una pequeña tarifa cuando los bienes que han de almacenar reciben la aprobación para su transporte interplanetario; esta tarifa ya es tenida casi siempre en cuenta como parte del precio de los bienes transportados. Toda la parte económica de este proceso resulta prácticamente invisible a simple vista: el sistema de comercio ha evolucionado hasta el punto en que el alquiler de contenedores está plenamente institucionalizado.

El contenedor Stor-All estándar es apto para 500 saltos y la compañía se toma extremadamente en serio el control de calidad a este respecto. Cantidades ingentes de contenedores caducados son vendidas a bajos precios a transportistas de menor reputación para su uso permanente. Denominados algunas veces “fantasmas”, estos contenedores de salto suelen poder identificarse por las franjas de pintura nueva cubriendo el logotipo de Stor-All. La compañía Stor-All no se hace responsable de ningún contenedor “fantasma”, y casi todas las compañías de seguros rehúsan compensar a los usuarios que pierdan algún cargamento mientras usaban alguno de estos contenedores retirados.

Línea de productos

Aunque la presencia corporativa de Stor-All (y su publicidad asociada) está basada en la absoluta ausencia del sentido del ridículo, no puede decirse lo mismo del producto que venden. El contenedor de carga Stor-All Big Box (“Caja Grande”) estándar es mucho más que una caja vacía para transportar artículos: es una solución de alta tecnología para el almacenamiento de productos con miles de años-hombre de ingeniería detrás de ella, una sólida pieza de equipo que ha sido genuinamente diseñada con el propósito de poder almacenar cualquier artículo posible.

Stor-All fabrica miles de unidades para el almacenamiento de productos, desde los recipientes de medio metro blindados contra radiación para guardar artículos de lujo a los containers de carga utilizados en las grandes naves serie Hull de la MISC. Aunque existe una unidad para cualquier necesidad de almacenamiento posible, los contenedores que son usados con más frecuencia por los viajeros espaciales de la empresa privada son los modelos Stor-All Mini Cargo Pods y Stor-All Big Box Cargo.

La Big Box (llamada Tough-Guy – “Tipo Duro” – antes de 2935) es la serie de carga ampliable estándar de la compañía Stor-All. Las unidades Big Box son muy resistentes, con un revestimiento exterior metálico de calidad Titán, un armazón interno acanalado y una pared interior acolchada con caucho ablativo super-reforzado. El Big Box Modelo A original tal vez sea el “contenedor de carga” más conocido en todo el espacio humano, puesto que se utiliza para cualquier cosa, desde punto de anclaje estándar en la Aurora CL a vivienda improvisada en planetas hostiles (después de que el contenedor haya sido retirado). Se han diseñado variantes de Big Box para modelos concretos de naves espaciales; debido al aumento de la popularidad de los modelos civiles de Hornet, por ejemplo, Stor-All ha diseñado la Big Box Modelo H utilizando la misma tecnología protectora pero con una nueva forma que permite que la unidad encaje en el espacio para la torreta del Hornet.

Big Box Modelo H para torreta de Hornet.

Un peldaño por debajo del Big Box, el Mini Cargo Pod (“Mini-Cápsula de Carga”) es un recipiente de carga de cinco estrellas utilizable por naves pequeñas, incluyendo sobre todo el modelo estándar de la RSI Aurora. Capaz de transportar una cantidad modesta de mercancías a granel durante viajes largos, los MCP son extremadamente comunes. Dado que suelen ir montados externamente, los MCP cuentan con protección anti-radiación que no suele estar presente en los modelos internos, y pueden ser equipados además con hardware adicional como amortiguadores de escáneres. Los MPC suelen ser transferidos en pleno vuelo, y pueden ser dejados con total seguridad durante largos periodos de tiempo en zonas de recogida orbital.

Original.