Carta del Presidente: 38 millones

Saludos, ciudadanos:

Hemos alcanzado la increíble cifra de 38 millones en nuestra campaña de financiación colectiva. Es emocionante ver las características de las Organizaciones floreciendo: los mecenas están invitando más y más gente a este mundo y en el proceso están haciendo más posible el desarrollo de Star Citizen. El desbloqueo de los 38 millones es el Sistema Cano, el hogar de un planeta completamente acuático:

Sistema Cano es el hogar para una estrella amarilla de secuencia principal, una enana amarilla casi idéntica a la Tierra. De los cuatro planetas del sistema, sólo uno está habitado: Carteyna. Localizada en el límite de la zona habitable, Carteyna es el clásico mundo acuático. Afortunadamente, su eje planetario mantiene constántemente su hemisferio norte oculto del sol, lo cual permitió que las aguas se congelasen creando las masas terrestres usadas como zonas iniciales de aterrizaje en 2587. Se han hecho hecho múltiples intentos para convertir la gruesa atmósfera en algo respirable, pero el proceso nunca acaba siendo permanente. De hecho, a lo largo de los años, cada vez que hay un nuevo desarrollo en geo-ingeniería, este es probado aquí en Carteyna para volver a tener el mismo resultado. Hace casi cincuenta años, los científicos descubrieron organismos microscópicos en las más tempranas fases de vida en las profundidades de los océanos. Esto causó un escándalo masivo por toda la UEE ya que habían estado intentando terraformar un mundo en desarrollo. Carteyna fue puesta inmediatamente bajo la protección de la Ley de Oportunidad Justa. Desafortunadamente, los humanos llevaban viviendo allí durante al menos trescientos años y las familias que habían estado allí durante generaciones sentían que se habían ganado sus derechos como residentes. Tras años de debate entre la comunidad política y científica, se permitió que la población se quedase, pero sólo bajo ciertas condiciones: los futuros intentos de terraformación fueron prohibidos y la población humana fue consolidada a una única arcología para minimizar su impacto sobre el entorno y el desarrollo de cualesquiera especies estén creciendo en las profundidades.

Nuestra encuesta del sistema solar final fue la más reñida que hemos hecho, con sólo un puñado de votos separando el Mundo Fantasmal Tevarin de la Colonia Humana Perdida. Ya que parece que los mecenas de Star Citizen están igual de excitados por ambos conceptos, ¡hemos decidido romper las reglas e incluir ambos conceptos!

- Sistema Kabal: El descubrimiento de un sistema nuevo siempre es una época emocionante. Incluso los más hastiados de los Saltadores no pueden evitar entretenerse con la idea de las posibilidades científicas o nuevas especies o incluso un nuevo hogar que les podría aguardar al otro lado de un nuevo punto de salto. El descubrimiento de Kabal fue algo ciertamente nuevo. Ante todas las apariencias externas, el sistema parecía vacío. Sólo cuando un equipo de Reconocimiento de la UEE empezó a evaluar Kabal III las cosas empezaron a ponerse inquietantes: viejas ciudades Tevarin yacían allí deshabitadas. ¿Cómo podía haber escapado la detección un sistema Tevarin después de todos estos años? ¿Los Tevarin que habían sido asimilados por la UEE sabían sobre esto? ¿Cómo fue mantenido un secreto? Las preguntas se multiplicaron cuando un contingente de Marines, enviado a asegurar el planeta, acabó descubriendo un escondrijo lleno de viejas máquinas de guerra Tevarin. Entre las hileras e hileras de armas, hicieron un descubrimiento todavía más perturbador: parte de la tecnología había sido fabricada en los últimos diez años…

- Sistema Oretani: este fue uno de los muchos sistemas que fueron descubiertos durante la era de rápida Expansión del siglo XXV. Los equipo de reconocimiento no encontraron nada de importancia en los seis mundos del sistema. Sólo un planeta parecía un candidato viable para la terraformación. La Corporación de terraformación que ganó el contrato envió un equipo de nivel medio (y sus familias) al sistema para empezar a procesarlo cuando el único punto de salto que llevaba al sistema se colapsó. Los científicos se lanzaron a encontrar una solución, pero era la primera vez que un incidente como este había sucedido. A medida que los años se convirtieron en décadas, la gente estudió la área alrededor del antiguo punto de salto, esperando ver una señal de que se hubiese reabierto, pero tras un tiempo se rindieron. Después de todo este tiempo, Oretani sólo es debatido de vez en cuando entre un selecto número de historiadores. Muchos creen que sin apoyo externo, los terraformadores iniciales probablemente han muerto; pero nadie sabe de verdad qué esperar encontrar en el otro lado si el punto de salto se re-abre algún día.

Esto es todo para los objetivos de financiación de sistemas estelares adicionales. A 39 millones, anunciaremos un nuevo objetivo que nos ayudará a cartografiar el futuro de Star Citizen de una manera distinta… y es uno por el que estoy personalmente emocionado, ¡así que pasaos entonces y descubrid más sobre ello!

Como siempre, gracias por vuestro continuo apoyo a Star Citizen. Es difícil expresar apropiadamente cuanto agradecemos a la comunidad dejarnos perseguir este sueño. Sé que todo el mundo tiene ganas de ver más de Star Citizen cuanto más pronto sea posible (más naves, más sistemas, más jugabilidad) y os prometemos que nosotros tenemos las mismas ganas que vosotros de llegar ahí. Estad alertas: ¡grandes cosas están pasando en el verso!

— Chris Roberts

P.D. – Todo el mundo que tenía curiosidad sobre cómo aterrizaría el Merchantman Banu debería echar un vistazo al arte conceptual de más abajo. ¡Por favor, recordad que esto es un Trabajo en Curso muy temprano y la silueta, forma y función puede cambiar a medida que damos forma al funcionamiento interno del Merchantman!

Original.