Casaba Outlet

HISTORIA DE LA COMPAÑÍA

Desde Corel a Chronos y prácticamente todos los sitios por el camino, Casaba Outlet se ha vuelto omnipresente en toda la UEE. El concepto detrás de esta cadena de tiendas está lejos de ser nuevo. Se trata de vender ropa de diseñadores de moda a precios asequibles, pero Casaba tuvo éxito donde muchas otras tiendas fracasaron gracias principalmente a la combinación de conocimiento de los negocios e impulso empresarial personificada en los socios fundadores de la compañía: los hermanos Jean y Joel Polanco.

 

ESPÍRITUS LIBRES E INDEPENDIENTES

Jean Polanco afirmaba haber nacido en un punto de salto. Al menos esa fue la excusa que daba para justificar su espíritu inquieto. Aun así, su afirmación no puede ser desacreditada. El certificado de nacimiento de Jean dice que ella nació en un lugar no especificado del espacio en 2811, mientras sus padres viajaban de Ferron a Idris en busca de trabajo. Durante los siguientes cinco años, el hogar de la niñez de Jean fue la Freelancer de su familia, mientras sus padres surcaban el universo como transportistas de carga independientes.

Joel nació en 2816 mientras la familia estaba en el sistema Goss. Su madre, Tierney, insistió en que el nacimiento de Joel tuviera lugar aquí, ya que creía que las propiedades cósmicas de la estrella binaria del sistema bendecirían su vida. Joel era descrito como un niño tímido pero curioso, que preguntaba constantemente por qué razón su familia estaba siempre en movimiento. De modo que Tierney le contó que iban en busca de una ciudad mágica llamada Casaba: un lugar de paz y tranquilidad que estaba repleto de maravillas para todos.

La familia siguió viviendo de su Freelancer, subsistiendo a duras penas con trabajos esporádicos que duraban lo justo para llevarles al siguiente sistema. Estos continuos viajes emocionaban a Jean, quien quedó fascinada por las sutiles diferencias culturales entre distintos planetas. Mientras el resto de la familia visitaba lugares históricos o maravillas naturales, Jean se pasó sus días en callejones sucios, explorando los bazares y los barrios donde abundaban las tiendas de prendas de vestir.

Un día, Joel se unió a su hermana en su vagabundeo por un mercado de Nueva Junction. Un vendedor se fijó en el brazalete que llevaba Jean y le ofreció tres veces el precio de lo que ella había pagado por él. Al principio, Jean rechazó la oferta (había comprado ese brazalete unos cuantos sistemas atrás en Nyx y le encantaba la forma en que el cristal reflejaba la luz), pero Joel la convenció de que lo vendiera por el bien de su familia. Esta transacción hizo comprender a Jean que las diferencias culturales sutiles también podían ser lucrativas. Una baratija barata de Delamar era un objeto sensacional en Lo, por lo que Jean empezó a comprar los objetos más bonitos, exóticos o distintivos que pudiera hallar en un planeta y venderlos en el siguiente con la ayuda de Joel.

 

UN ASUNTO FAMILIAR

Durante años, la familia Polanco viajó por el verso, y gracias a los ingresos adicionales procedentes de lo que Jean compraba y vendía en sus viajes, su nivel de vida dejó de ser precario… hasta que el padre de familia, Atlee, contrajo el síndrome de Lezcano, un raro trastorno que devastó su sistema nervioso y no tenía ninguna cura conocida. Tierney insistió en que la familia regresara a Goss para que el poder de las estrellas binarias del sistema le ayudara a sanar. Se trasladaron a una desvencijada chabola cerca de Lira, donde Tierney se pasaba el día cuidando a su marido mientras buscaba un remedio natural en el rico ecosistema del planeta.

Al no conocer ninguna otra manera de mantener a su familia, Jean y Joel, ahora en la veintena, partieron en la nave de su familia. Visitaron sistemas tanto centrales como de la frontera para adquirir una vasta y variada colección de artículos, sólo para descubrir que su antiguo modelo de negocio no iba a generar suficientes beneficios como para poder mantener a ellos y a sus padres. De manera que Joel sugirió hacer algunos cambios.

En vez de tener a Jean escogiendo personalmente artículos concretos de los mercados mientras Joel se dedicaba a vender el stock desde la parte trasera de la nave, ambos tratarían directamente con fabricantes pequeños y medianos de productos como prendas de vestir y lencería, a quienes les comprarían lotes de stock sobrante. En vez de tener únicamente un solo artículo, ahora los tendrían disponibles por docenas si alguno de ellos resultaba ser popular. Ayudados por el buen ojo de Jean para seleccionar el mejor stock pasado de moda de cada fabricante, su Freelancer pronto pasó a ser conocida en varias zonas de aterrizaje por vender prendas elegantes pero asequibles. Cuando vieron que ya se empezaban a formar colas antes ni tan siquiera de que hubieran tenido tiempo de abrir la compuerta trasera, Joel se dio cuenta de que tenían ante ellos una gran oportunidad.

Durante este periodo, Jean y Joel regresaban frecuentemente a Lira para visitar a sus padres. Aunque la salud de Atlee había mejorado, seguía sin ser el mismo de siempre. Jean creía que Atlee, quien se había pasado toda su vida trabajando, solamente necesitaba estar atareado en algo, por lo que Joel propuso abrir una pequeña tienda que estuviera administrada por sus padres.

En 2843, la primera de las tiendas Casaba abrió sus puertas en Lira. Joel le puso el nombre de Casaba en honor a la ciudad imaginaria que Tierney había creado para él cuando era niño, esperando que esta tienda fuera a ser el lugar mágico que su familia siempre había soñado encontrar. No pasó mucho tiempo antes de que las ganancias se dispararan y empezaran a tener problemas para poder mantener llenos los estantes de la tienda. Aunque Jean ya estaba satisfecha con estar al cargo del transporte y venta del material, Joel tenía pensadas cosas mucho más grandes para Casaba.

 

AMBICIÓN EN EXPANSIÓN

Primero, Joel contrató a transportistas para acelerar la llegada de artículos a su tienda. El vasto conocimiento que Jean poseía acerca de las rutas de transporte demostró ser vital, ya que le permitió trazar rutas muy específicas que comunicaban diversos sistemas y coincidían en zonas de aterrizaje concretas. En esos lugares, el stock de los mundos centrales podía ser descargado a naves que viajarían hasta la tienda. Este sistema de rutas entrecruzadas reducía los costes de transporte, y permitió que su tienda en Lira pudiera ofrecer productos a precios más bajos que los de tiendas parecidas. Esta cadena de suministro optimizada funcionó tan bien que, en cuestión de meses, Casaba se expandió a una ubicación más grande.

Tras este éxito, Joel empezó a alquilar escaparates baratos cerca de las zonas de aterrizaje donde sus rutas de transporte se entrecruzaban. Esto presentó Casaba a un público mucho más amplio, y aumentó todavía más sus beneficios. Sin embargo, también trajo nuevas dificultades.

Un mayor número de tiendas significaba que Jean tendría menos tiempo para viajar personalmente para hallar stock y fabricantes únicos. Para compensar esta diferencia y aumentar todavía más su atractivo, Joel comenzó a llegar a acuerdos con grandes fabricantes de prendas de vestir que le ayudaran a mantener sus estantes bien provistos. Jean siempre creyó que el atractivo de Casaba consistía en que daba a conocer marcas que sólo eran conocidas principalmente en su sistema natal. Pero, tal como Joel le recordaba a menudo, para que Casaba pudiera convertirse en una marca universal, tendría que tratar con compañías reconocidas universalmente o éstas les sacarían del negocio.

Durante casi dos décadas, Casaba siguió creciendo mediante la apertura de nuevas tiendas y la adición de nuevas marcas a sus estantes. Por fin, las grandes compañías se fijaron en ella. En 2867, el Grupo Jayco hizo un intento de comprar Casaba y añadirla a su conglomerado de empresas. Su oferta era atractiva, pero habría significado incorporar su estructura y locales a los de otra marca, lo que habría significado matar el nombre de Casaba. Tras muchas deliberaciones, Jean y Joel rechazaron la oferta, pero ahora sabían que la competencia les consideraba una amenaza.

Sintiéndose envalentonada, Casaba compró la tambaleante cadena de tiendas Gasper’s Garments, lo que les dio un espacio comercial privilegiado en los sistemas centrales. Se dice que Jean su opuso a esta compra, ya que el trabajo de tener que llenar de material todos estos estantes adicionales recaería en ella. Presionada por Joel, Jean llegó a acuerdos con compañías que no le gustaban o que dudaba que fueran a entregar siempre ropa de calidad. Esta situación de tensión provocó un distanciamiento entre los hermanos que acabaría llevando a Jean a abandonar al compañía.

Con poca fanfarria, en 2875 Jean dimitió de su puesto para dedicarse por entero a viajar a las pocos lugares del universo que le quedaban por ver. Aunque su relación profesional se vino abajo, todo parece indicar que Jean y Joen se mantuvieron en estrecho contacto, con Jean llegando incluso a continuar dándole consejos útiles a su hermano.

 

SATURACIÓN DE MERCADO

La cuidadosa administración de la compañía y su marca ejercida por Joel convirtió Casaba en una tienda donde todos los ciudadanos y civiles pueden comprar ropas de diseño a un precio asequible. Con el tiempo, el Grupo Jaylo contactó con Joel para hacerle otra oferta. Ésta consistía en combinar sus cadenas de suministro y cambiarle el nombre a todas las tiendas de ropa de Jayco para que pertenecieran a la marca Casaba, después de que un amplio estudio de mercado revelara que ésta sería la mejor marca.

Tras unas largas negociaciones, Joel acabó accediendo a los términos del acuerdo después de que Jayco consintiera en dejarle seguir en la empresa. En 2883, la tienda se rebautizó oficialmente como Casaba Outlet. La fusión puso una tienda de esta cadena en prácticamente todo sistema de la UEE, un logro impresionante para una compañía que empezó como una pequeña tienda en Lira. Con su éxito, Joel acabaría volviendo a alcanzar el puesto de director general.

Hoy en día, Casaba Outlet sigue siendo una inspiradora historia de éxito que se enseña en las facultades de ciencias empresariales de toda la UEE. Su historia demuestra que sólo hace falta un buen ojo, una Freelancer y un poco de astucia empresarial para construir un increíble imperio. Aunque puede que no sea la ciudad que Tierney creó en sus historias, Casaba terminó convirtiéndose en algo todavía más mágico para la familia Polanco.

Original.