Casos sin resolver

PATROCINADO POR KLAUS & WERNER

 

< INICIO DE LA TRANSMISIÓN >

 Soy Garret Coliga y os doy la bienvenida a otro episodio de TRACKER con todas las últimas noticias, novedades tecnológicas y consejos del verso de los cazarrecompensas. Así que poneos cómodos, porque hoy tenemos algo muy bueno para vosotros.

El programa de hoy está patrocinado por Klaus & Werner, fabricantes de armas de energía sumamente fiables como el Arclight Modelo II. Creedme, he usado uno de estos trastos durante años y nunca me ha decepcionado. Así que, si estáis buscando una nueva arma de energía para vuestra nave o arsenal personal, haced lo mismo que yo y empezad vuestra búsqueda en Klaus & Werner.

Indaguemos en unas cuantas noticias oficiales del Gremio de Cazarrecompensas de las que tenemos en la Lista Caliente. Recordad que estas recompensas se consideran vigentes en el momento de grabar este programa, pero podrían dejar de estarlo. Como siempre, poneos en contacto con vuestra sede local de Gremio de Cazarrecompensas o la agencia para el mantenimiento de la ley más cercana para confirmar que estas recompensas siguen activas en vuestra zona.

Aquí está uno al que nunca había visto antes. Se busca a Tre Wiebo por lo que está siendo descrito como ecoterrorismo en Gurzil. Aparentemente, este tipo se ha estado dedicando a atacar a mineros en ese sistema como forma de protesta. También va dejando copias de su manifiesto tras cada ataque. En él explica con gran detalle cómo debemos proteger Gurzil para que pueda “formarse de forma natural”. Parece que el señor Wiebo le ha cogido tanto cariño a esta masa arremolinada de protoplanetas como para llegar a cometer actos violentos.

Parece que, hasta la fecha, Wiebo no ha matado a nadie, y su modus operandi consiste en inutilizar naves mineras a base de ataques PEM para acto seguido causar daños que son devastadores para la nave, pero no ponen en peligro las vidas de su tripulación. Básicamente, el objetivo de este tipo consiste en impedir a las naves mineras abandonar el sistema cargadas con los recursos que han recogido. A pesar de que Wiebo no es peligroso en el sentido tradicional, es un piloto con talento extremadamente hábil en el combate no letal. Mi recomendación sería que os enfrentéis a él en la superficie de un planeta si es posible.

A continuación, tenemos varios informes creíbles de que “Hot” Rod Rettenmund ha sido avistado en dos sistemas. El infame birlanaves pareció desaparecer hace más de dos años tras escapar de la oficina de la Fiscalía en Tanys y mangarles uno de sus Stalkers. Desde entonces, su rastro ha estado más frío que las calles de Ciudad Jele.

Todo eso cambió hace cuatro días cuando “Hot” Rod fue identificado por varios registradores faciales en el sistema Fora. Estos informes fueron seguidos de un avistamiento más reciente de él en Nemo, donde su rastro parece indicar que estaba buscando desesperadamente un escáner de tecnología punta. Se ignora que le ha asustado tanto como para obligarle a salir del agujero donde se estaba escondiendo, pero si me gustara apostar, yo diría que parece estar tratando de alcanzar espacio Banu por la ruta de Corel. Evidentemente, ya nos ha sorprendido antes, por lo que con este tipo no se puede dar nada por hecho.

Oír hablar de la reaparición de “Hot” Rod Rettenmund me ha hecho ponerme a pensar en una vieja amiga mía: Louise Boyd. Es una persona que se ha creado un nicho bastante interesante en este oficio dedicándose a los casos que han quedado sin resolver. Ha accedido a venir al programa para hablarnos acerca de este aspecto frecuentemente olvidado del mundo de los cazarrecompensas. ¡Es genial tenerte aquí, Louise!

Louise Boyd: ¿Qué tal estás, Garret? Estoy encantada de estar aquí. Menudo show tienes montado.

Gracias. De modo que te has forjado la reputación de lograr encontrar a criminales que parecían haberse esfumado. Muchos cazarrecompensas evitan este tipo de casos abiertos debido a su elevada dificultad y baja tasa de éxito, así que, ¿por qué decidiste empezar a trabajar en ellos?

Louise Boyd: Básicamente por necesidad. Hubo una época hace treinta años en la que yo me estaba quedando sin opciones para ganarme un sueldo honrado, así que fui a mi sede local del Gremio de Cazarrecompensas y les pregunté qué oportunidades había.

En esa época, yo no tenía ninguna experiencia en la caza de criminales, pero yo había crecido escuchando las historias de mi abuelo, quien era un cazarrecompensas muy respetado. A lo largo de todos esos años, mientras él me entretenía con sus historias, resulta que también me estaba contando las técnicas del oficio de cazarrecompensas. Aunque, visto en retrospectiva, eso fue un poco como pensar que yo podría ser piloto porque había visto una vez la fotografía de un M50.

¿Recuerdas todavía alguna cosa de lo que te enseñó con sus relatos?

Louise Boyd: ¡Por supuesto que sí! Lo primero que me viene a la mente es también lo que le cuento a cualquier cazarrecompensas joven y entusiasta que me pide consejo: la mejor forma de capturar a alguien es pacíficamente.

Las historias favoritas de mi abuelo nunca iban sobre grandes tiroteos o duelos espaciales épicos. Cuando por fin había logrado localizar a su presa, le encantaba recurrir al engaño. Eso le permitía acercarse a su presa y crear algún tipo de confusión justo antes de llevar a cabo el arresto. En una de las historias que le encantaba contarme, él se vestía como un tipo de una compañía de entrega de comida a domicilio y llamaba a la puerta de su presa provisto de un pedido de comida falso.

Creo que los cazadores de hoy en día llaman a eso “Embolsarse un Benny”. ¿Tu abuelo te animó a trabajar en los casos sin resolver?

Louise Boyd: No recuerdo que lo hiciera.

Entonces, ¿qué te llevó a trabajar en ellos?

Louise Boyd: ¿Al principio? Para serte sincera, fue la falta de competidores. Por alguna razón, mientras me iba haciendo mayor me fui aficionando a los Gelbees con sabor a regaliz. Como todo el mundo, fui directa a por los trabajos mejor pagados, pero sorpresa, sorpresa, los cazarrecompensas con muchos más años de experiencia o una mejor red de contactos me la daban con queso. Sencillamente, yo todavía no poseía las habilidades o los conocimientos que me hacían falta para competir a ese nivel, pero había auténticas pilas de casos abiertos esperando a ser resueltos pero que nadie quería ni tocar.

Yo sabía que casi todo el mundo evitaba los casos sin resolver por las razones que tú has mencionado antes, pero pensé que podían darme una oportunidad de ponerme a trabajar en un caso siguiendo mi propio ritmo, y si cometía uno o dos errores, habría menos en juego. Así que pillé un caso que tenía que ver con una mujer que se había pasado años dirigiendo una red de fraude de seguros de naves, para luego esfumarse unos pocos días antes de que la Fiscalía fuera a procesarla. Resultó que tuve suerte y acabé figurándome a dónde había ido ella.

No seas tan modesta, Louise, eres uno de los mejores sabuesos que conozco. Lo que me hace preguntarme, ¿por qué durante todos estos años te has limitado a trabajar en casos sin resolver?

Louise Boyd: Bueno, hay unas cuantas razones. Por lo general, son más seguros que ir a la caza de recompensas normales. Algunas veces, es porque el fugitivo se ha estado escondiendo con tanto éxito que ni tan siquiera llega a verte venir. Otras veces, los fugitivos han estado tanto tiempo viviendo con miedo a ser capturados que casi sienten alivio cuando los encuentras. Estoy seguro de que eso sonará absurdo a algunos de tus oyentes, pero todo el mundo siente cierta culpabilidad a su manera. Muchas de mis presas más sencillas fueron personas que hicieron cosas horribles hace décadas, y habían tenido que vivir con toda esa culpabilidad mientas eludían su castigo.

Además, no hay mejor sensación que ponerte en contacto con una familia para comunicarles que has cerrado un caso pendiente que les concernía. La sensación es, bueno, casi indescriptible. El ser capaz de proporcionar una sensación de conclusión a gente que pensaba que jamás podría tenerla.

Esas son unas palabras realmente inspiradoras. Pero tenemos que hacer una rápida pausa comercial. Cuando volvamos, Louise va a compartir con nosotros sus cinco mejores consejos para ayudarnos a solucionar un caso sin resolver. Además, os explicaremos con detalle cómo ajustar la mira de un fusil de francotirador Arrowhead de Klaus & Werner para asegurarte de que vas a conseguir un tiro perfecto. Eso y mucho más cuando TRACKER esté de vuelta.

< FIN DE LA TRANSMISIÓN >

Original.