Consolidated Outland

GUÍA GALÁCTICA

CONSOLIDATED OUTLAND

Historia

Consolidated Outland y sus apreciadas naves espaciales de la serie Mustang fueron concebidos por el así llamado “billonario rebelde” Silas Koerner. Nacido como un mero multimillonario, Silas era el único heredero de una fortuna familiar originada en los primeros días de la colonización del sistema Bremen. Un antepasado lejano suyo fue el responsable de la colonización de la mayor parte de las regiones templadas del planeta y ganó una fortuna cuando el recién formado Imperio Unido de la Tierra escogió su mundo para que suministrara los alimentos para mantener la guerra contra los tevarin. Koerner no se ha contentado con vivir de las rentas de su cuenta bancaria, sino que ha duplicado su fortuna una y otra vez con sus inversiones aparentemente descabelladas pero siempre rentables. A los dieciséis años de edad, Korner invirtió la mitad de su fortuna en una pequeña compañía de comunicaciones intersistema que acabaría levantando el vuelo al ser patrocinada por la UEE. Tras ese éxito inicial, los millones invertidos en piscicultura tuvieron una rentabilidad asombrosa cuando el marisco de origen terrestre, el cual podía criarse sin ningún problema en Bremen, se puso de moda en las colonias en desarrollo. Este patrón se mantuvo a medida que Koerner iba invirtiendo en electrónica, minería, cartografía por control remoto e incluso en la cada vez más inestable industria de terraformación, con gran éxito en todas las ocasiones.

Sus intereses actuales son realmente diversos: se le puede describir sin faltar a la verdad como un magnate naviero (es el único propietario de Tri-Cross Lines, entre otras compaías) o un potentado de los medios de comunicación (tiene una participación mayoritaria en como mínimo nueve medios de difusión de noticias en formato de texto y holográfico). Pero si hay algo que llame más la atención que sus inversiones es su aparente carencia de vida personal: desde su ascenso a la fama, los tabloides le han acechado en todo momento en busca del mas leve indicio de conducta escandalosa… y hasta ahora han terminado con las manos vacías. A decir verdad, parece ser que el único amor de Koerner es la astronáutica. Desde que su fortuna superó los dos mil millones a los 22 años de edad, Koerner se ha convertido a un apasionado piloto espacial y un coleccionista de diseños excepcionales de naves. Su colección, la cual consiste actualmente en unas trescientas naves y pico, está guardada en un gigantesco museo subterráneo en Bremen e incluye prácticamente de todo, desde un arcaico Zeus de Roberts Space Industries al único prototipo superviviente del Lobster de la Drake (el cual jamás ha volado y sigue guardado en su contenedor de embalaje).

Consolidated Outland es el resultado final de este duradero interés, su intento por construir lo que él considera que es la nave espacial “perfecta”. Aunque el nombre (y la cultura corporativa asociada) está pensado claramente para sugerir una alianza de mundos distantes unidos en un noble propósito tecnológico, lo cierto es que Koerner el propietario del 100% de Consolidated Outland. Ninguna variante de Mustang cobra forma sin que su opinión no haya sido tenido en cuenta, y se sabe que ha llegado a aparecer sin previo aviso en el recinto de la fábrica, insistiendo en que se apliquen de inmediato una serie de cambios en las naves espaciales que están en pleno proceso de producción.

Consolidated Outland tiene su sede en Bremen, el mundo natal de Koerner, y la corporación no tiene ninguna instalación afincada fuera de ese mundo. Las propiedades privadas de Koerner están situadas también exclusivamente en Bremen, y parece ser que solamente abandona el planeta por cuestiones de placer (uno de sus pasatiempos favoritos es realizar vuelos de prueba con un nuevo modelo de nave espacial en los bordes de la Nebulosa de Sharon). Koerner solamente se pone en contacto con los compradores e intereses en otros mundos mediante telepresencia robotizada.

Aunque Koerner se niega a hacer ningún comentario sobre su vida personal, se ha mostrado muy tajante en sus críticas hacia las naves espaciales de otras compañías, siendo aparentemente capaz de encontrar fallos en cualquier otro diseño desde la Aurora (“un cubo de basura volante”) al Gladiator (“un juguete barato pensado para que adultos con mentalidad infantil puedan jugar a ser pilotos de cazas”) a la Freelancer (censurado). No resulta sorprendente que Koerner sea tampién un ávido seguidor de las carreras. Es el propietario de un equipo de carreras de alto nivel (los Demonios Azules) y ocupa un palco de lujo en todos los eventos de la Copa Murray.

Kits de conversión

Consolidated Outland inició su vida de forma bastante inocente, produciendo kits de conversión cosméticos para naves espaciales. El negocio de los kits de conversión fue la manera que tuvo Koerner de entrar de forma subrepticia en la industria astronáutica, para demostrar que era capaz de reunir los recursos necesarios para fabricar piezas aeroespaciales de alta calidad antes de soltar el Mustang en la galaxia.

La primera gama de kits de conversión fueron kits de “estilo” de alta calidad para naves espaciales comunes: acabados de cromo para la Aurora CL, accesorios decorativos para el alerón de la Freelancer, y productos similares. En la actualidad no hay disponible ninguna nave nueva basada en esos diseños, y las naves existentes se venden por sumas extraordinarias en el mercado de segunda mano. La reacción de los especialistas de esa época fue (y sigue siendo) que se trataban de elementos decorativos de alta calidad que no poseían ningún propósito práctico; parecían tratarse simplemente de un intento por parte de Koerner de “arreglar” lo que el veía como diseños de naves espaciales visualmente fallidos.

Consolidated tuvo finalmente su primer gran éxito con el popular kit de modificación post-venta F7A Hornet, el cual transforma la apariencia (pero no las especificaciones) de los cazas Anvil Hornet civiles para que sea idéntica a la de sus contrapartidas militares. Con el lanzamiento del Mustang, la fabricación de kits de conversión F7A ha cesado (aunque los kits siguen estando fácilmente disponibles). Nadie sabe si ésto se debe a la intención de centrarse en el desarrollo del Mustang, o a que los rumores acerca de que la licencia por esos kits de conversión no había sido obtenida por ningún canal adecuado son ciertos.

Mustang
El Mustang es la nave que Koerner siempre ha querido fabricar, una alternativa elegante, rápida y barata a la RSI Aurora y la serie 300 de Origin. El Mustang no se parece en nada a cualquier otra cosa volando por el espacio y utiliza más de cincuenta aleaciones únicas con el fin de mantener un peso reducido y permitir su fabricación en masa en mundos poco desarrollados. Internamente, la amplia mayoría de sus sistemas proceden directamente de la compañía, desde el motor Consolidated Outland Magma Jet al sistema de refrigeración Consolidated Outland Icebox P. Algunos sistemas, como las armas y escudos, siguen siendo proporcionados por empresas externas; Consolidated Outland mantiene que ellos no fabrican armas, simplemente permiten que en sus naves su puedan montar armas para defenderse.

Original.