2271: Un Pequeño Salto para el Hombre

Crítica de JUMPER

US/Color/123min

Por Kevin Lazarus

Cuando Global/Nexus anunció el año pasado que se embarcaba en otro biopic del famoso astro-pionero Nick Croshaw, pareció absurdo. Todo el mundo, hasta las madres, conoce su historia; desde su incansable estudio de la anomalía espacial que parecía tragarse naves enteras hasta ser el primer hombre en descubrir un punto de salto y navegar con éxito a través de el. Ya hemos pasado por esto. Lo vimos en Vid, en canciones, estoy seguro de que alguien pintó un cuadro, pero aquí está… y éste es realmente buena.

Comenzando con un guión del recién llegado Thomas Goss, los productores fueron capaces de atraer talentos de primera línea como Michael Forbe (Croshaw) y Lima Hannigan (Baxter) y al director Ariel Kalil (Requiem’s Run). Los diálogos y las imágenes tienen una sensación realista que no resulta condescendiente. Añade vitalidad y urgencia a lo que siempre ha sido el muro con el que chocaron previas versiones de la misma historia: los primeros días. Este periodo de la vida de Croshaw fue efectivamente de prueba y error, tratando de comprender qué causaba y cómo se activaba consistentemente la anomalía para abrirla y esto es un material bastante crudo, esencialmente un hervidero de argumentos sobre astrofísica y pliegues en el espacio-tiempo. De alguna forma, los productores logran suavizarlo lo justo para hacerlo accesible e involucrarte emocionalmente sin perder los elementos intelectualmente desafiantes de la disertación.

Una vez que el film se adentra en el intento de Croshaw por cruzar el Pliegue por primera vez, se torna en una historia de aventuras más convencional pero como han hecho un magnífico trabajo estableciendo todo lo que estaba en juego, ya estás preparado para algo un poco más dinámico, lo que nos lleva a la parte planificada del Vid más destacada. Todo el mundo conoce los peligros de la navegación de un punto de salto, es como pilotar a través de un campo de asteroides con los motores a toda potencia. Es lo que se nos ha dicho. Ahora podemos experimentar lo que debe sentirse; las cegadoras velocidades, el abyecto terror, pero también el ímpetu, el insano subidón de llegar a los límites y salir al otro lado. Hace todo ello más loco e increíble de lo que realmente es.

Las vistas de la salida al otro lado del punto de salto de Croshaw están impecablemente hechas, recreando el que todos conocemos como Sistema Croshaw como probablemente era cuando él lo vio por primera vez y la admiración que estoy seguro que le provocó.

Los logros técnicos son de primera línea a lo largo del film. La banda sonora de William Kurtz es al mismo tiempo íntima y dramática.

El Vid atraerá a la masa multi-demográfica pese a que probablemente el discurso científico no gustará a los más jóvenes. Disponible esta semana en Dish y equipos Wave, los precios de Subida y Bajada estándar son aplicables.

Original.

Dejar una Respuesta

Su dirección de email no sera publicada. Los campos obligatorios están señalados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>