2530: La Galaxia Crece

Fue como la Fiebre del Oro, los prospectores planetarios estaban desesperados por establecer sus reclamaciones sobre mundos “no formados”. La mayoría siguieron los protocolos Federales, otros no.

Gaia Planet Services intentó terraformar un planeta sin autorización. Resultó que el planeta no estaba deshabitado. Una nueva raza, que más tarde se descubrió era el imperio Xi’An, apareció mientras los terraformadores estaban instalando su equipamiento. Los Xi’An capturaron todo el equipo y los pusieron bajo arresto. Liberaron a una, el capataz Charles Baxter, como gesto de buena voluntad.

De vuelta en la Tierra, el Primer Secretario Cho, el General Supremo Volder, y el Fiscal Supremo Machado, junto a un selecto sub-comité de Senadores, se reunieron para obtener una clara descripción de Baxter de lo que sucedió y evaluar qué hacer con los Xi’An.


PRIMER SECRETARIO CHO: Si todos están listos, Sr. Baxter, comience por favor. Relate los eventos de aquel día.

BAXTER: El abogado de la Compañía me ha aconsejado…

FISCAL SUPREMO MACHADO: Sr. Baxter, esta no es una audiencia criminal. Simplemente estamos intentando tener una imagen clara de lo que sucedió. Aún hay ciento setenta y cinco de sus colegas retenidos por una civilización alienígena. Cualquier ayuda que pueda proporcionarnos hoy será tenida en cuenta cuando esta crisis se haya resuelto.

[Baxter consulta con el abogado]

BAXTER: Estábamos estudiando el terreno, buscando un lugar dónde instalar el equipo. Estaba programado el aterrizaje de tres transportes así que esperábamos oír naves. Yo estaba en la cima de una cresta cuando la primera estuvo a la vista. Inmediatamente supe que no era nuestra. Humana, quiero decir. No se parecía a ninguna nave Banu que yo haya visto nunca, aunque ya sabe cómo son…

PRIMER SECRETARIO CHO: Por favor, cíñase al tema.

BAXTER: Bueno, lo siguiente que supe, estaban por todas partes. Las naves venían de todas las direcciones.

GENERAL SUPREMO VOLDER: ¿No realizaron ustedes barridos de sensores antes de aterrizar?

BAXTER: Realmente no. Quiero decir, no lo creo.

GENERAL SUPREMO VOLDER: ¿No cree que hubiera sido lo inteligente antes de intentar terraformar un planeta?

BAXTER: Usted no sabe cómo son las cosas ahí fuera. Si tú esperas demasiado, alguna otra Corporación se abalanzará y procesará esa roca en un parpadeo.

GENERAL SUPREMO VOLDER: Aunque apreciamos su perspicacia sociológica, Sr. Baxter, necesitamos hechos, no exageraciones, si vamos a liberar a los rehenes.

PRIMER SECRETARIO CHO: General, no hemos concluído que una acción militar sea necesaria.

GENERAL SUPREMO VOLDER: Lo entiendo pero necesitamos tener un plan sobre la mesa que seguir si las soluciones diplomáticas fracasan.

PRIMER SECRETARIO CHO: Estoy de acuerdo. Por favor, continúe Sr. Baxter.

. . . FIN DEL EXTRACTO


Las Fuerzas militares de la UPE establecieron un perímetro en torno al punto de salto de entrada. Se necesitaron quince días para establecer un sistema de comunicación para hablar con los Xi’An. Así comenzó un tenso periodo de de negociación. Los Xi’An fueron meticulosos en sus demandas.

Para cuando los rehenes fueron liberados habían pasado cincuenta y siete días. Aunque la UPE había logrado evitar la guerra, las relaciones con los Xi’An eran tensas.

Original.

Dejar una Respuesta

Su dirección de email no sera publicada. Los campos obligatorios están señalados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>