2934: Un Soñador Sueña

Brian Wisters

Reseña de EBook

Srta. Ngo. 5º Grado

“Cielo Ardiente: Una Aventura del Escuadrón 42″

Estas vacaciones leí Cielo Ardiente. Es muy bueno. Era todo sobre el Escuadrón 42, que son geniales. Está ambientado en el 2910 cuando un montón de naves de guerra Vanduul atacaron su nave nodriza. El protagonista era el sargento Terrence Nolan. Él venía de una pequeña ciudad del sistema Elysium, una parecida a la de mi primo. Se unió a la Flota en lugar de ir a la universidad porque quería ver las estrellas. Hay una buena escena donde él está en el campo mirando al cielo y preguntándose qué hay ahí fuera. Quería ver lo que nadie había visto antes. Esa era una idea guay. Como, ¿hay montones de aliens que todavía no hemos encontrado? Nunca había pensado en ello. Sabes, cuando sea un piloto quiero ver una nebulosa. Una grande. ¡Creo que eso sería lo más!

Tras la instrucción de vuelo, el sargento Terrance Nolan fue destinado a los sectores Orientales. Formaba parte de una patrulla de la frontera Xi’An. Estaba bastante aburrido porque no pasaba nada realmente. Entonces durante una de sus guardias sucedió algo, vio un pequeño transporte perseguido por piratas. Aunque eran cuatro piratas y el Teniente Nolan estaba solo, atacó. Fue una locura y su nave quedó toda agujereada pero derribó tres piratas antes de que el resto de la patrulla llegara. Y salvó el transporte. Tras el incidente fue felicitado y reprendido por su Comandante. Estaba cabreado porque fue una estupidez enfrentarse a cuatro piratas él solo. Así fue cómo lo reclutarón para el Escuadrón 42. A ellos les gustan esa clase de estúpidos.

El Teniente Nolan fue transferido de vuelta a los sistemas Occidentales. Ahora era parte del Escuadrón. Mientras el resto de la flota escapaban de los Vanduul, ellos buscaban pelea. Ellos son algo así como lo único que queda entre nosotros y una horda de saqueadores. Su Comandante es una dama dura y astuta llamada Aria Reilly. Ha estado luchando toda su vida desde que su ciudad natal fuera destruída por incursores. El portanaves del escuadrón navegaba más allá de los sistemas colonizados, adentrándose en el espacio no reclamado. Ellos iban de caza.

Tras unas dos semanas en el portanaves, parecía que a nadie le gustaba el Teniente Nolan. Todos pensaban que era un blandengue. Entonces, a la mañana siguiente, su nave cayó en una emboscada de Scythes Vanduul. Como unos cien. El sargento Nolan y el resto de pilotos corrieron hacia sus naves y despegaron para interceptarlos. La batalla duró seis horas. Los cazas danzaban en el espacio tratando de reventarse unos a otros mientras el portanaves luchaba contra un destructor Vanduul que había estado al acecho. Parecía que iban a perder pero entonces el Teniente Nolan tomó el mando de los pilotos que quedaban y contraatacaron con más fuerza. No se rindieron, no importaba lo que pasase.

Leer éste libro fue muy divertido. Es un poco aburrido después de las batallas pero me alegro de haber seguido adelante. Mi padre dice que recuerda cuando eso sucedió, durante su niñez. El también adora al Escuadrón 42. Dice que tiene muchas otras historias que transferirme. Espero ser como el Teniente Nolan cuando me haga piloto. Creo que todo el mundo debería leerlo. Este es mi reseña.

Original.

Dejar una Respuesta

Su dirección de email no sera publicada. Los campos obligatorios están señalados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>