Area 18, ArcCorp, Stanton

Saludos, viajero, en el universo hay millones de lugares por ver. Y aquí está nuestro equipo de EL AVISTADOR para asegurarse de que consigues la mejor experiencia de viaje posible.

El sistema Stanton. El mero nombre tiende a provocar todo tipo de reacciones. Descubierto por Toshi Aaron, muchos especularon que el sistema, con sus gigantescas supertierras, podría proporcionar a un bajo precio terreno suficiente para que vivieran en él millones de personas. La UEE tenía otros planes. Treinta y un años después del inicio del Proyecto Arcángel o, como se le conoce más comúnmente, el SinteMundo, el gobierno se estaba desangrando económicamente y necesitaba urgentemente una transfusión monetaria.

A medida que los mundos del sistema Stanton iban siendo terraformados, el gobierno empezó a hacer propuestas a las megacorporaciones más importantes del Imperio, lo que en esencia significa que estaba poniendo los mundos del sistema a la venta. No pasó mucho tiempo antes de que empezaran a tener compradores. El Imperio había conseguido el dinero que le hacía falta y acaban de aparecer los primeros Mundos Empresariales de la historia.

ARCCORP

El tercer planeta del sistema Staton tiene una peculiaridad ciertamente irónica. El mundo fue vendido para financiar el SinteMundo, y sin embargo el planeta ha acabado siendo transformado en algo que, por lo menos en la superficie, podría describirse como un mundo sintético. Tomando como ejemplo el enfoque de los xi’an hacia la geoplanificación, ArcCorp modeló, delimitó y desarrolló las principales masas continentales con el objetivo de maximizar su potencial para generar ingresos. ArcCorp alquilará oficinas, fábricas o espacio para producción a cualquiera que tenga los créditos con que pagar.

A pesar de que una parte abrumadora de la superficie está cubierta por la interminable Urbe, sólo hay un puñado de lugares donde los viajeros que están desplazándose por el sistema puedan aterrizar. De todos estos sitios, uno de ellos ha acabado convirtiéndose en el de mayor tráfico:

PRESENTANDO EL AREA 18

Aquí en EL AVISTADOR solemos comenzar nuestras secciones describiendo la aproximación a la superficie con la esperanza de espolear vuestra imaginación respecto a la razón por la que este sitio es el lugar donde hay que aterrizar en el planeta.

En este caso nos resulta imposible hacer eso. El Area 18 no es más que otro punto de la Urbe, uno de los pocos que está lo suficientemente despejado para el paso del tráfico interplanetario. Aunque no hay duda de que un paisaje de edificios extendiéndose hasta donde alcanza la vista sigue siendo un panorama bastante espectacular, la razón por la que hay que aterrizar aquí es porque… bueno, porque no existe ninguna otra opción.

El descenso ofrece una buena vista de la sede central de ArcCorp… así que supongo que eso ya es algo.

Evidentemente, podrás visitar todas las tiendas con las que ya estás familiarizado: CenterMass, Abernathy Interiors, Dumper’s Depot, Casaba, etcétera, etcétera, pero sabemos que lo realmente quieres es escarbar bajo la superficie del Area 18.

El CONTROL DE TIERRA te guiará hasta la superficie. Una vez hayas salido de tu nave, no obstante, todavía te quedará una parada por hacer antes de poder empezar a visitar los lugares interesantes.

Los controles de aduanas nunca son divertidos. Punto. Así que pásate primero por el ArcCorp Bar para poner tu ánimo en un estado que te permitirá apreciar lo que viene a continuación. No nos estamos refiriendo a las bebidas; estamos hablando de LEV CRONENBERG, cliente y copropietario (aparentemente en este orden) del local. Tras haber pasado su carrera en las zonas de operaciones vanduul y xi’an, Lev compró una parte del local con el dinero de su jubilación y desde entonces se lo ha estado pasando de miedo.

Aun así, dejadnos daros una pequeña advertencia: en la superficie se toman muy en serio el tema de la seguridad. ArcCorp emplea los servicios de la (infame) compañía de seguridad privada BlackJack Secutiries para mantener la paz. El TENIENTE MICHAEL CALLUM es el jefe de seguridad al cargo del Area 18. Aquí tenéis otro consejo: si tenéis algún problema, es mejor que acudáis en su lugar a la OFICINA DE LA FISCALÍA.

CURRY BLAST tiene todas las características de la típica tienda de armas: artículos expuestos, opciones para instalar las compras en tu nave, la venta ocasional… pero lo que distingue esta tienda de todas las demás es el hombre que está detrás del mostrador. CLOR VEE, un expatriado de Cathcart, tiene unos conocimientos aparentemente inagotables sobre los artículos que vende, conocimientos que imparte a sus clientes acompañándolo de una pizca de peligro, puesto que estamos seguros de que toda esta familiaridad procede de sus experiencias personales.

Nuestra conclusión es que ArcCorp es un lugar digno de ver. Este mastodóntico sueño febril del desarrollo industrial a escala planetaria es algo que no encontraréis en ningún otro rincón del espacio humano.

Está claro que podríamos pasarnos todo el día hablando de este sitio, pero realmente es algo que deberíais avistar por vosotros mismos.

Original.

Una reflexión sobre “Area 18, ArcCorp, Stanton

Los Comentarios están cerrados.