Sherman, Castra II, Castra

23.04.2944

Saludos, viajero, en el universo hay millones de lugares para ver. Y aquí está nuestro equipo en EL AVISTADOR para asegurarse de que consigues la mejor experiencia de viaje posible.

El sistema Castra ha sido vital para la UEE, pero no en muchas de las formas habituales. Cuando los pioneros militares de la UPE descubrieron este sistema en el año 2544, hallaron un par de planetas orbitando una gran estrella blancoazulada. En su valoración inicial describieron el sistema como “sin nada destacable”.

A pesar de eso, la UPE inició el desarrollo del segundo planeta para que sirviera como centro de entrenamiento y reserva de suministros para el sistema Hadrian, por aquel entonces el sistema más destacado a lo largo de lo que acabaría siendo conocido como la Línea Perry que bordea el Imperio Xi’An. Para reflejar estos propósitos militares para el planeta, el sistema fue llamado Castra, utilizando la antigua palabra romana para denominar las parcelas de tierra designadas específicamente para uso militar.

CASTRA II

Cuando Castra II fue finalmente terraformado, Ivar Messer ya había alcanzado la recién creada posición de Primer Ciudadano. Una de sus primeras acciones fue asignar recursos para convertir Castra II en una fuente de refuerzos para las fuerzas militares en Hadrian así como un punto de agrupamiento para una posible invasión de territorio xi’an, en caso de que se presentara la oportunidad de realizar una.

Cuando el punto de salto hacia el sistema Oya fue descubierto a finales del siglo XXVI, Castra dejó de ser una base secundaria; ahora se encontraba en la línea de frente. Bombarderos de largo alcance patrullaban constantemente el punto de salto hacia Oya, esperando la señal para adentrarse en territorio xi’an y destruir sus objetivos. Cuando se descubrió el punto de salto de Castra hacia Tohil, esa era otra vía para penetrar en la UEE desde espacio xi’an. El Imperator alentó este temor a un ataque para aislar por completo Castra del tráfico civil.

Con la caída de los Messer, las tensiones militares se transformaron en relaciones diplomáticas. Tohil y Oya pasaron a ser parte del Imperio cuando la Línea Perry fue dividida en los Sistemas de Transición. Las fuerzas militares apostada en Castra descubrieron con gran rapidez que ya no se hallaban situadas en la línea de frente. En 2789, los militares redujeron su presencia para reabrir el sistema a los civiles, llegando incluso a reacondicionar la mayor parte de los edificios militares para el uso público.

PRESENTANDO SHERMAN

Edificado en la cima del monte Ulysses, Sherman sirvió como el principal punto de despegue para los bombarderos pesados encargados de mantener una vigilancia constante cerca de los puntos de salto hacia territorio xi’an. La mayor parte de la base ha sido desmilitarizada para su uso civil, convirtiendo las pistas de aterrizaje y talleres mecánicos de la Armada en la principal zona de aterrizaje para el tráfico entrante y saliente del planeta.

Según la época del año, es posible contemplar lo que semeja un dosel de nubes ocultando la superficie del planeta. Asomando por encima de ese dosel está Sherman, una isla en el cielo en sentido literal.

Nota rápida: nuestros entusiastas se darán cuenta probablemente de la gran potencia de fuego centrada en ellos durante su aproximación: baterías antinave así como un par de cañones antiorbitales AOV-9. Puede que parezcan viejos, pero no intentéis hacer alguna gracia. Siguen funcionando muy bien.

Los militares pusieron a la venta su zona de aterrizaje. A lo largo de los años ha ido cambiando de manos hasta que acabó formando parte de la franquicia PARKING LOT propiedad de REEZUS THORN, que se encarga también de las exiguas instalaciones para reparación de naves que hay en el lugar.

Como una de las nuevas funciones primarias de Sherman consiste en servir como punto de escala breve para los viajeros, hay un montón de tiendas apiñadas cerca del recinto de Parking Lot, lo que permite a los pilotos contactar rápidamente con la oficina local de la TDD, así como con nombres familiares como FUEL PUMP, HARDPOINT GUYS, APOCALYPSE ARMS y ELEMENT AUTHORITY para a continuación proseguir con su viaje. Pero en Sherman hay mucho más que eso.

Paseando por las instalaciones militares prefabricadas de estilo inconfundiblemente hennowista del siglo XXVII, no puedes evitar sentir cierta percepción histórica. Por todo el lugar pueden hallarse pequeños recordatorios de los hombres y mujeres que sirvieron aquí, pero ninguno de ellos destaca más que el BORDE DEL OLVIDO. El Borde es un pequeño pub repleto de recuerdos auténticos de esa época, ofreciendo a sus clientes un breve vistazo a la vida cotidiana de los pilotos de bombardero que participaron en esas peligrosas misiones.

Antes de que os marchéis, deberíais visitar el MIRADOR. Durante el día, si el tiempo acompaña, os encontraréis con un tumultuoso mar de nubes que se extiende hasta donde alcanza la vista. Por la noche, podréis ver el resplandor de ciudades lejanas filtrándose por entre las nubes, creando cúmulos de luz difusos. Es una de las vistas más espléndidas que pueden contemplarse en un planeta cuyo pasado está impregnado de miedo y violencia. Pero no os limitéis a dar por buena mi palabra; realmente es algo que tenéis que contemplar con vuestros propios ojos.

Original.

Una reflexión sobre “Sherman, Castra II, Castra

Los Comentarios están cerrados.