El Código de la Caza

PATROCINADO POR APOCALYPSE ARMS

 

INICIO DE LA TRANSMISIÓN >

 

Estamos cargados, preparados y listos para disparar el episodio de hoy de TRACKER. Y con el dedo en el gatillo, como siempre, estoy yo, Garret Coliga, haciéndoos llegar las últimas noticias, novedades tecnológicas y consejos del Gremio de Cazarrecompensas, que os podemos traer gracias al patrocinador de hoy: Apocalypse Arms. Fabricante de artillería para naves tan selecta como el cañón Gatling balístico modelo Revenant y el cañón acelerador de masas modelo Strife, Apocalypse acaba de presentar una nueva línea de armas personales de una factura tan buena y unos efectos tan absolutamente devastadores como los de sus hermanos mayores. Para celebrarlo, están realizando una oferta especial para el Día del Ciudadano en la que todos los clientes que han conseguido su ciudadanía durante este último año terrestre estándar pueden pedir un descuento del 25%. Esta oferta sólo dura hasta el comienzo del año nuevo, por lo que todos los cazadores con licencia que estén ahí fuera deberían ir de tiendas. No os olvidéis de decirles que Garret ha sido quien os ha enviado.

Sólo han pasado unos pocas semanas desde que se hizo la declaración de guerra (me gustaría añadir que ya era hora), pero el Gremio ya está viendo que el número de contratos va en aumento. Con el punto de mira del gobierno pasando a centrarse en la amenaza vanduul, parece que vamos a tener muchos más encargos entre manos. Esto se debe también a una cantidad nada desdeñable de valerosos miembros de nuestro gremio que han decidido cumplir su parte alistándose en el servicio militar. Les deseamos todo lo mejor a nuestros hermanos y hermanas, así como a todos los astronautas que combaten para protegernos, pero dado que las bolsas de trabajo están quedando saturadas de trabajos para el gobierno, he pensado en usar la Lista Caliente de hoy para destacar algunos de los trabajos que, por decirlo de alguna manera, están un poco menos concurridos.

En primer lugar, tenemos a un aprendiz de mecánico. Parece ser que un tal Silas Rapapo, de Reparaciones Rapapo, a las afueras de Vann, estaba tratando de aumentar sus márgenes de beneficio diciéndole a la gente que estaba usando materiales de alta calidad para remendar sus naves, cuando en realidad les estaba metiendo acero de mala calidad cubierto por una bonita capa de pintura. Parece ser que ya llevaba unos cuantos años haciendo esta estafa, usando disculpas y sobornos siempre que podía para silenciar las quejas, hasta que su chapucero trabajo estuvo a punto de matar a una familia de cinco personas cuanto su casco se rajó en lo que debería haber sido un aterrizaje de rutina. El señor Rapapo se saltó la fianza y ha estado a la fuga desde finales de noviembre. A ver si hay suerte de que haya huido en una de las naves que ha reparado.

A continuación, tenemos a un refugiado convertido en fugitivo. Tras ser enviado a un campo de trabajo xi’an como disidente político, Suec’ath logró huir a espacio de la UEE con la esperanza de encontrar asilo. Sin embargo, su petición de asilo fue denegada y la Fiscalía tiene intención de extraditar a Suec’ath de vuelta a espacio xi’an. Resulta que los xi’an están especialmente interesados en tenerlo de vuelta y se están mostrando muy generosos con este encargo. Puesto que Suec’ath ya ha sido capaz de fugarse de un campo de trabajo de alta seguridad, podéis dar por sentado que será una presa escurridiza. La opinión generalizada es que tratará de llegar hasta otra frontera para probar suerte con los banu.

El siguiente de la lista es un crío perdido. Eugene y Marigold Helms han ofrecido un contrato privado por información acerca del paradero de su hija de 13 años. La niña se escapó de su hogar en Cestulus hace tres meses, y no han sabido nada de ella desde entonces. Las fuentes locales no saben nada, y dado que la niña se marchó por su propio voluntad, no se le ha dado mucha prioridad al caso. A decir verdad, este contrato no es gran cosa, pero a veces la recompensa más importante no son los créditos.

Lo que nos lleva muy bien al invitado especial de hoy, Ted Morales, el presidente del Comité de Prácticas Éticas del Gremio, quien nos contará qué significa tener un código ético como cazarrecompensas. Pero antes de que os presente a Ted, tengo que recordaros rápidamente que para todos nuestros trabajos en la Lista Caliente, así como para cualquier contrato en general, vais a querer consultar a vuestra oficina local del Gremio o agencia para el mantenimiento de la ley para verificar cualquier recompensa antes de enfrentaros a un fugitivo, ya que alguna recompensa puede haber sido anulada. Y, evidentemente, los trabajos deben ser llevados a cabo por miembros afiliados al Gremio con un historial impoluto.

Una vez dicho todo esto, quiero darle la bienvenida a Ted a nuestro programa.

Ted Morales: Gracias por haberme invitado, Garret. Estoy muy emocionado por estar aquí. Llevo escuchando TRACKER desde que empecé a trabajar con el comité hace unos dos años. Es un programa fantástico.

Gracias, Ted. Eso significa mucho para mi. En serio. Y ahora, empecemos por el principio. Estoy seguro que muchos oyentes se están preguntando: espera, ¿el Gremio tiene un comité de ética? Y la respuesta a esa pregunta es un “sí” rotundo. Ted, ¿podrías explicarle a los que no están enterados qué es lo que hacéis tú y el comité?

Ted Morales: Claro que sí. Aunque hay leyes oficiales impuestas por la UEE que delimitan lo que un cazarrecompensas puede y no puede hacer para conservar su licencia, el Comité de Ética existe para ayudar a establecer directrices respecto a lo que un miembro del Gremio debería o no debería hacer. Tal como le gusta decir a uno de los miembros de nuestro comité, las cosas blancas y negras son fáciles; donde hace falta ayuda es con las cosas grises.

Sé lo fácil que es dejarte llevar por la caza y justificar métodos cuestionables porque al fin y al cabo son para ayudar a sacar fuera de circulación a tipos malos. He hecho algunas cosas en el calor del momento de las que ahora no me siento nada orgulloso. Me viene a la mente un incidente con el gato de un sospechoso y una esclusa de presión.

Ted Morales: Muchos cazadores tienen historias parecidas. Hacemos un trabajo peligroso en el que hemos de tratar cada día con criminales. Es importante que contemos con un sistema de apoyo al que podamos acudir para asegurarnos de que no nos rebajamos a su altura. Ahí es donde entra el comité; no está para tomar por ti las decisiones difíciles, sino para proporcionar una mano amiga para que los miembros del gremio puedan cumplir sus trabajos de forma ética.

Creo firmemente en que vale la pena hacer el esfuerzo de ganarte la vida de una forma con la que luego podrás vivir, pero cuando llega el momento de elegir entre hacer lo que está bien y hacer lo que va a meter créditos en tu cuenta corriente, puede ser una decisión muy difícil de tomar.

Ted Morales: Esa es la razón por la que hemos desarrollado lo que nos gusta llamar las Cuatro “Ps” de la Caza Responsable: Propósito, Pronunciamiento, Proporcionalidad y Prejuicios. Si te tomas el tiempo de preguntarte estas cuatro cosas antes de aceptar un trabajo, o incluso en medio de un trabajo, puede ayudar a orientarte en la dirección correcta.

Con Propósito, por ejemplo, te preguntas a ti mismo: ¿Hay una buena razón para hacer lo que estoy haciendo? ¿Hay pruebas fehacientes que me impulsen a aceptar este caso? Cualquier caza o investigación puede acabar causando daños considerables a la persona o gente siendo investigada, por lo que es bueno que el primer paso sea pararse a considerar si el propio trabajo parece estar justificado antes de llevar a cabo ninguna acción. Eso es el Propósito.

Entiendo. Pensar si el trabajo parece un contrato que valga la pena hacer, y no sólo desde el punto de vista monetario. ¿Qué es el Pronunciamiento?

Ted Morales: Pronunciamiento es preguntar si el trabajo o acciones que estás llevando a cabo han sido hechas públicas al Gremio o a las autoridades locales, y en caso negativo, si te sentirías cómodo en caso de que se hicieran públicas.

El viejo test de “¿te sentirías avergonzado si tus padres lo supieran?”.

Ted Morales: Exacto, pensar cómo reaccionarían tus camaradas o mentores puede ser una buena guía. Si preferirías que no lo supieran, entonces tal vez deberías reconsiderar lo que estás a punto de hacer. La siguiente “P” es Proporcionalidad. ¿Las acciones que estás llevando a cabo son apropiadas para la tarea en cuestión?

Vale. Volar en pedazos una nave, por ejemplo, puede ser alto totalmente válido si estás persiguiendo a un sospechoso violento, pero un poco exagerado si estás tratando de pillar a alguien cuyo único delito consiste en negarse a pagar la pensión alimenticia.

Ted Morales: Correcto. El que en un caso esté justificado cierto nivel de violencia no significa que sea un acto ético de forma universal. Es importante estar evaluando y asegurándote constantemente de que estás usando las herramientas y métodos adecuados para el trabajo en curso.

Oye, vamos a tener que hacer una pausa dentro de un segundo, pero si he contado bien, creo que sólo nos queda una “P”.

Ted Morales: La última “P” es Prejuicios. No se trata sólo de discriminación contra gente de otra raza, especie, clase económica (lo que sigue siendo importante) sino también en el sentido de tus propios sentimientos personales respecto el caso. ¿Has tenido algún problema con un robanaves que podría cambiar la forma en la que enfoques un contrato? ¿Robaron una vez en la tienda de tu padre, o has…?

Quédate ahí, Ted. Tenemos que pasar a los anuncios por un minuto, pero cuando TRACKER esté de vuelta vamos a hablar sobre cómo usar las cuatro “Ps” en algunos ejemplos de casos de la vida real, y explorar qué hacer si cometes una falta ética. Además, vamos a hacer un repaso de ciertas nuevas herramientas de escaneo facial que no querrás perderte. ¡Hay más TRACKER en camino!

< TRANSMISIÓN INTERRUMPIDA >

Original. Revisión por Frost.