Sesión de Mediación de Charon III

CONGRESO DE LA UEE (396)

2944.07.29 DET

Autodiario de sesión

Validación y admisión – Archivero Yates (#57573BD)

2944-07-29_13.31 – Empieza la sesión

PORTAVOZ MARSHALL MADRIGAL (U-Borea-Sis Magnus): Damas y caballeros, les ruego que tomen asiento para que podamos iniciar esta sesión.

< pausa >

PORTAVOZ MARSHALL MADRIGAL (U-Borea-Sis Magnus): Puesto que tenemos quórum, podemos iniciar la sesión. Me gustaría reconocer a Dennis Yun, el Jefe de Estado Mayor del Imperator.

J.d.E. DENNIS YUN: Gracias, Portavoz. Estimados miembros del Senado, tenemos una crisis potencial en nuestras manos. Desde hace meses, se ha estado produciendo una escala constante de las hostilidades, así como enfrentamientos armados aislados, entre dos estados de Charon III. El Imperator Costigan ha expresado su preocupación al respecto y desea calmar esta situación antes de que empeore. Para ese fin, he pedido a los dos Gobernadores que resuelvan sus diferencias aquí y hoy mismo.

PORTAVOZ MARSHALL MADRIGAL (U-Borea-Sis Magnus): El Senado reconoce al Gobernador Armin Fordur de Acheron.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): Portavoz y senadores, les doy las gracias por esta oportunidad para hablar.

PORTAVOZ MARSHALL MADRIGAL (U-Borea-Sis Magnus): El Senado reconoce al Gobernador Tarquin Klast de Dellin.

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): Gracias, Portavoz.

J.d.E. DENNIS YUN: Gracias a ambos por haber aceptado nuestra invitación. Para aquellos honorables Senadores que no estén familiarizados con su situación, me gustaría concederla a cada uno de ustedes una oportunidad para explicar la creciente tensión entre sus dos estados. Gobernador Fordur, puede usted empezar.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): Muchas gracias, señor Yun. Mis buenos Senadores, la gente de Acheron tiene un dicho: “Lo justo y lo fácil raras veces son lo mismo”. Dentro de nuestras fronteras, hemos vivido tiempos de angustia y de alegría. Momentos de devastación, como durante el terremoto del 34, así como de triunfo, con la construcción de la Torre Phiyi, considerada generalmente como una de las obras maestras de la arquitectura supermodernista. Nos mantuvimos siempre unidos por una sola razón: porque aspirábamos a conseguir algo que fuera bueno y justo. De manera que, cuando nuestros vecinos del honorable estado de Dellin empezaron a flaquear, permitiendo que un tirano usurpara el control del gobierno arrebatándolo de las manos del pueblo, expresamos nuestra preocupación por su bienestar. Cuando este mismo tirano instauró cambios radicales para consolidar su poder y cambiar la dirección de su sociedad, nos sentimos obligados a intervenir. Aquí es donde estamos ahora.

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): El Gobernador de Acheron posee un don para la elocuencia del que afortunadamente no dispongo. No he disfrutado del mismo nivel educativo que el del Gobernador Fordur. Mi familia procedía de la nada. Me criaron con nada. Cualquiera que esté mínimamente familiarizado con mi mundo natal conocerá los infortunios que han castigado Dellin desde el momento en que los militares cerraron sus bases tras la caída de los Messer. Desde entonces hemos padecido desastres de origen tanto cósmico como terrestre, hambruna y décadas y guerras urbanas que han tenido como consecuencia un sistema de gobierno tan plagado de corrupción que la anarquía de nuestro pasado parecía preferible. Sufrimos en silencio, sin recibir ninguna ayuda de los demás estados del planeta, hasta que el pueblo decidió que ya era suficiente. Fruto de esta frustración y rabia, la gente decidió que era necesario un cambio, un cambio fundamental y drástico en la manera “aceptada” de hacer las cosas. Me eligieron a mí para dar a nuestra gente un camino. Ahora bien, como ya he mencionado antes, no soy un hombre especialmente ilustrado, pero sí que he leído. No soy especialmente bueno a la hora de comprender a las personas. Creo que mi verdadero talento consiste en saber comprender los problemas. A eso es a lo que se está enfrentando el estado de Dellin, a un problema que debe ser solucionado. Y eso es lo que he estado haciendo, pero ahora tengo al ejército de Acheron atacándonos abiertamente a lo largo de nuestras fronteras.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): Señor Yun, mis consejeros y yo mismo hemos enviado innumerables mensajes al Gobernador Klast pidiéndole que abdique de su cargo y devuelva el poder a su pueblo.

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): El pueblo es quien me puso en ese cargo. Estoy actuando en su mayor beneficio. No comprendo por qué ustedes deberían inmiscuirse.

J.d.E. DENNIS YUN: Gobernador Klast, ¿qué tiene que decir ante las alegaciones de que usted ha eliminado todos los mecanismos correctores del sistema que estaban pensados para limitar los poderes de su cargo?

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): Digo que por supuesto que lo he hecho.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): Lo admite.

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): Sí, lo admito abiertamente, porque en seguida comprendí que, aunque la mayoría de la gente deseaba un cambio, había mucha otra gente que no iba a renunciar a lo poco que tenían. Necesitaba la flexibilidad para poder instaurar cambios en el gobierno sin tener que preocuparme de que la gente se echara atrás cuando las cosas empezaran a cambiar. Usted mismo lo ha dicho, Gobernador, lo justo y lo fácil raras veces son lo mismo.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): Me resulta difícil creer que restringir los privilegios de los civiles pueda llegar jamás a considerarse “justo”.

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): A mí me resulta curioso que no haya mencionado el mensaje que me envió inicialmente acerca de unirme a los demás Gobernadores para solicitar el reconocimiento de nuestro planeta. Un mensaje que también ignoré. Fue sólo entonces que la suerte de mi pueblo empezó a preocuparle.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): No envíe tal mensaje.

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): Claro que no.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): No seré difamado por un depredador político y oportunista nato. Usted le ha arrebatado su voz al pueblo de Dellin. Mi intención es devolvérsela.

GOBERNADOR TARQUIN KLAST (CIII): ¿Y su forma de hacerlo es ordenando a sus tropas que abrieran fuego contra la población de Dea Ruis? Seis muertos. El triple de heridos.

GOBERNADOR ARMIN FORDUR (CIII): No se atreva a hablar de las vidas perdidas. ¿Se ha olvidado de Valle Goshen?

J.d.E. DENNIS YUN: Señores Gobernadores, por favor. Portavoz Madrigal, me gustaría hacer una pausa antes de proseguir con la mediación.

PORTAVOZ MARSHALL MADRIGAL (U-Borea-Sis Magnus): Esta sesión queda interrumpida para efectuar un descanso de diez minutos.

FIN DE LA TRANSCRIPCIÓN

Original.