Guía de Escritores: Duodécima Parte, Agencias de Inteligencia

Guía de Escritores: Duodécima Parte

AGENCIAS DE INTELIGENCIA

 

OFICINA DE SERVICIOS EJECUTIVOS (OES, Office of Executive Services)

RESPONSABILIDADES

Largo tiempo oculta tras un nombre inocuo (es decir, vago) dentro de las laberínticas entrañas de los presupuestos del Senado, la OES es responsable de la recogida, análisis o aprovechamiento de la información de inteligencia y espionaje en apoyo del mantenimiento de la ley, la seguridad, la defensa y los objetivos de política exterior imperiales.

Esto puede hacerse de muchas formas, desde interceptación de comunicaciones a acumulación de recursos para operaciones de contrainteligencia a operaciones encubiertas en civilizaciones alienígenas, dado que la OES emplea operativos por todo el Imperio en misiones tanto nacionales como extranjeras.

HISTORIA

Puesto que nunca ha sido reconocida oficialmente, nadie sabe realmente cuándo fue creada la OES. La primera mención que se conoce de la OES aparece en el archivo de la reunión de un subcomité del Senado celebrada en 2794. Pero el primer indicio potencial de una acción de la OES tuvo lugar seis años antes, en 2788. Nathan Warrick, un jefe de sección de la Fiscalía en el sistema Terra, ayudó a facilitar los encuentros diplomáticos del senador Akari con los Xi’An para conseguir crear el tratado Kray/Akari que calmó las tensiones con los Xi’An y marcó el comienzo del fin de la Era de los Messer. Tras ese incidente, Warrick abandonó la Fiscalía y desapareció. Tras la caída de los Messer, Warrick reapareció como un “consultor” dentro del personal de Akari antes de ser nombrado como el primer director de la nueva Oficina de Servicios Ejecutivos durante esa reunión del subcomité del Senado celebrada que tuvo lugar en 2794.

ESTRUCTURA

Aterrorizados ante la perspectiva de otro déspota, el Senado quería asegurarse de que se les mantendría informados de la opinión de la gente, así como de la atmósfera dentro de las demás ramas de la UEE. La Oficina de Servicios Ejecutivos fue diseñada para infiltrar y mantener un ojo puesto no sólo sobre el público sino también sobre los militares e incluso la Fiscalía.

El Subcomité para Evaluación Interna del Senado se encarga de la supervisión presupuestaria y ejecutiva de la OES. De nuevo, las encarnaciones oficiales de esta elusiva agencia de espionaje están diseñadas para ser fáciles de olvidar, de aquí esos nombres tan insulsos.

OPERATIVOS

Los agentes de campo de la OES reclutan activamente activos dentro y fuera de la UEE para mantener el Senado informado de crisis potenciales y amenazas crecientes a la seguridad imperial. Conocidos dentro de la OES como asociados, se les encomienda obtener información o conseguir evidencias para el consumode de los analistas de la OES.

Ni siquiera el comité de supervisión tiene alguna idea de cómo recluta la OES a sus asociados. Su fuerza reside en que sus agentes pueden ser cualquiera, dado que la senda de reclutamiento se basa en la personalidad del aspirante antes que en su físico. Buscan a gente adaptable, intuitiva e inteligente que sea capaz de estar presente y no llamar la atención (o por lo menos que no tarden en olvidarse de ellos).

PERCEPCIÓN

La existencia de la OES sigue estando fuertemente guardada. El Imperator, las Fuerzas Armadas y la Fiscalía saben que el Senado tiene una agencia clandestina a su disposición, pero teniendo que basarse en conjeturas a ciegas y fuentes de poca confianza, no pueden aislar exactamente dónde se encuentra o tan siquiera quién está al cargo. Además, los asociados infiltrados dentro de esas organizaciones son muy buenos a la hora de interrumpir cualquier investigación prometedora.

Esto no quiere decir que la OES sea un libro abierto para todos los del Senado. Los Senadores tienen que haber ocupado su puesto durante varios mandatos antes de que se les de a conocer la existencia de esta agencia.

Hay mucha gente en el público que ha oído rumores sobre espías senatoriales. Algunos incluso han llegado a hacer trabajos para la OES sin ser conscientes de ello, pero la negación siempre ha sido la directiva primaria de la OES desde que fue creada, y hasta ahora nunca han sido atrapados.

Original.