Behring Applied Technology

BEHRING APPLIED TECHNOLOGY (BAT)

La sección de aplicaciones tecnológicas de la compañía Behring ocupa un nicho interesante: aunque su existencia es posible que sea uno de los secretos peor guardados de la galaxia, su alcance e impacto en la tecnología militar (y derivados) puede que jamás llegue a ser valorada en su justa medida. Las actas constitutivas del consorcio armamentístico Behring no mencionan en ningún momento esta sección, las preguntas de la prensa son ignoradas o desviadas, y los organigramas corporativos no muestran ningún tipo de supervisión interna… pero una carta parte de los beneficios de la compañía desaparecen regularmente de todos los presupuestos publicados. Durante años, toda mención de este departamento estaba estrictamente prohibida. Cuando se le preguntó sobre el tema al mismísimo Evan Behring durante una cena de gala, su famosa respuesta fue reconocer la existencia de esta sección, para luego asegurar que su función era “desarrollar la próxima generación de productos para el hogar”. Hoy en día, la compañía admite que la BAT existe y que es la responsable del armamento pesado hallado en las naves de guerra de la Armada, pero niega las implicaciones presupuestarias de que está involucrada de manera mucho más amplia en investigación y desarrollo altamente secreto.

Aunque la existencia de la BAT era desmentida oficialmente, su efecto siempre se ha notado profundamente y su papel es ampliamente reconocido por toda la galaxia; después de todo, incluso antes de la admisión oficial, las gigantescas armas láser utilizadas por las naves de línea de la UEE tenían que proceder de algún sitio. Gracias a la recopilación de todo el saber popular acumulado y el paso del tiempo, la larga historia de la BAT, que se remonta a los primeros días del vuelo espacial, es actualmente bien conocida. El consorcio Behring fue fundado en el 2554, una combinación de varias empresas de investigación y desarrollo más pequeñas. Este acuerdo dio lugar a los famosos laboratorios de Terra creadores del armamento láser estándar y docenas de otras innovaciones de la Behring. Sin embargo, con suma discreción, dio lugar también a la BAT. Oculta inicialmente en una luna terrana (y actualmente bajo la superficie de Vili, la luna de Odín II), a la BAT se le encargó satisfacer las necesidades de los proyectos militares de alto secreto. La BAT es conocida por su actitud inquebrantable hacia la experimentación y la investigación; los científicos e ingenieros que componen su equipo han trabajado lealmente y sin descanso en crear armas tanto para la conquista como la defensa en toda una serie de panoramas políticos.

A día de hoy, resulta difícil determinar qué innovaciones se producen en la BAT más allá del hecho de que esta sección debe ser responsable de la mayor parte del armamento para naves capitales de la UEE. Es cierto que la Behring no se ha atribuido ningún arma u otra tecnología desarrollada en este campo. Pero a pesar de esto se cree que la BAT está detrás de los avances tecnológicos en una amplia variedad de campos, siendo los más obvios una mejora significativa en las tecnologías de escudos, propulsión, deflexión láser, y aparatos de detección remota. Un hecho que es ampliamente conocido hoy en día es que la BAT tiene una mascota no oficial: Barrie, un murciélago de dibujos animados que ha sido pintado amorosamente en una cantidad incontable de prototipos de máquinas asesinas.

Torretas de Naves Capitales

A los laboratorios de aplicaciones tecnológicas de la Behring se les atribuye dos tipos de armamento de gran calibre para naves capitales: las armas de Artillería Anti-nave (ASA: Anti-Ship Artillery) y las torretas de armas Nave contra Nave (STS: Ship to Ship). Las monturas de torretas ASA están diseñadas, en pocas palabras, para defender las naves grandes de otras más pequeñas. Dotadas de mecanismos hidráulicos rápidos como el rayo e interfaces de puntería integradas, las torretas ASA suelen estar situadas formando un anillo en torno al casco de una nave capital para ofrecer un ángulo de protección tan completo como sea posible. Las torretas ASA montan armas láser de menor potencia similares a las que pueden encontrarse en naves espaciales civiles. La corbeta militar Idris-M, por ejemplo, lleva seis torretas ASA con un sistema láser Behring M3C montado en cada una de ellas.

Las torretas Nave contra Nave son en comparación mucho más potentes, diseñadas para atravesar los escudos y el casco de otras naves estelares de gran tamaño. Aunque carecen del rápido tiempo de reacción de las torretas ASA, y por lo tanto suelen ser inadecuadas para el fuego de cobertura, el mayor calibre de sus armas garantiza que cualquier impacto contra un caza o un bombardero será probablemente letal. Como sus primas más pequeñas, las torretas STS son modulares y pueden ser equipadas con un gran abanico de cañones individuales. La corbeta Idris-M, por seguir con el ejemplo, monta una torreta STS “de aguijón” central equipada con un cañón láser Behring M5C. El destructor Javelin, el caballo de tiro de la Armada, monta un par de cañones láser Behring M6A en torretas STS estándar.

Aunque la compañía es responsable de la manufacturación, producción de antimateria, y otros procesos importantes del desarrollo de torretas, la innovación más importante que se les ha atribuido es casi con toda seguridad el desarrollo de los sistemas de interfase de escudos que son hoy en día estándar en todas las torretas. Antes del siglo 28, se consideraba imposible diseñar un sistema de escudos que pudiera funcionar con una torreta rotatoria; los primeros sistemas de escudos estaban diseñados con “puntos ciegos” que permitían a los cañones fijos disparar desde un emplazamiento concreto, pero les resultaba imposible aplicar ese mismo sistema a un arma cuya posición justo antes de hacer su disparo fuera imposible de predecir. Las naves capitales de épocas anteriores estaban obligadas a bajar por completo sus escudos antes de disparar, lo que hacía que armarlas con armamento anti-naves espaciales resultara poco práctico. Con los sistemas de interfase de la BAT, se podía disparar prácticamente cualquier tipo de arma dentro del campo defensivo de un escudo estándar.

Cañones de Riel

¿Qué harías si tuvieras en tu posesión el cañón más grande de la galaxia? La BAT ofrece la oportunidad de responder a esa pregunta en la forma de su gigantesco sistema de cañones de riel de 130 mm “Ship Buster”. El cañón de riel de carga única más potente de todo el espacio conocido, un impacto de un Ship Buster es capaz de reventar un destructor como si fuera una simple lata. El portanaves Bengal tiene un único Ship Buster instalado en su montura de quilla, mientras que el armamento principal de la clase Retribution consiste en varias de estas armas. Estos cañones de riel utilizan la misma tecnología que la de los impulsores de basa estándar que llevan los cazas, sólo que a una escala masiva que en su momento se consideró imposible de conseguir. La potencia necesaria para disparar los proyectiles de 130 mm es generada por una serie de miles y miles de electroimanes cargados.

Operaciones Encubiertas

Parece indiscutible que la BAT está profundamente involucrada en la investigación para operaciones encubiertas. Los últimos avances en sistemas de detección remota, camuflaje automatizado y tecnologías de propulsor articulado es muy probable que hayan salido de los laboratorios ultrasecretos de la Behring. Aunque esto jamás será confirmado oficialmente, los trillones de créditos de la UEE (UEC) canalizados a los programas de investigación realizados dentro del núcleo de Vili bastarían para actualizar una docena de veces los láseres de alto calibre de toda la Armada. Los rumores más preocupantes sugieren que la BAT se dedica también a investigaciones de guerra biológica. Hay claros indicios de que varios eminentes xenobiólogos han “pasado al gris” y desaparecido en el ala de operaciones encubiertas de las fuerzas militares. Resulta menos clara la veracidad de las descabelladas acusaciones acerca de que la BAT está participando en la vivisección de prisioneros de guerra vanduul.

Original.