Contacta con tu Senador

La verdad. Algunos dicen que se ha perdido para siempre, enterrada en el fango de burocracia y mentiras tan abundante en nuestros tiempos. Es como si, tal como dijo una vez un gran hombre, en tiempos de mentiras, decir la verdad sea un acto revolucionario.

Me llamo Parker Terrell. Bienvenidos a la revolución.

Antes de empezar, me gustaría dedicar un momento para llamar vuestra atención sobre las protestas en Croshaw. Estos valientes activistas, que han sido identificados como PoblNación, han iniciado el tercer día de su acampada a la entrada del Museo Mohio, denunciando la injusta representación que hacen de la cultura tevarin en su última exhibición patriotera del bombardero Retaliator. Una nave que infundió el miedo y el sometimiento, no sólo entre los tevarin, sino también a la humanidad. Para quienes estén buscando una forma de apoyarlos, poneos en contacto con PoblNación para ver en qué forma podéis ayudar.

¡Hablando de ofrecer apoyo, es el momento de una nueva entrega de “Contacta con tu Senador”! Tened vuestro mobiGlas a punto porque la edición de hoy está que arde.

Una voz valiente se ha atrevido a hacer lo impensable. Alguien ha dicho realmente la pura verdad en los vetustos salones del Senado y nos corresponde a nosotros, los ciudadanos, hacer saber a nuestros representantes que no sólo apoyamos a Kyle Polo y su innovadora iniciativa, sino que nos negamos a aceptar nada que no sea una ratificación completa de este estatuto. Si unimos nuestras voces en un mismo grito que pregunta audazmente: “¿En qué os estáis gastando el dinero de nuestros impuestos?”, podremos ver finalmente cómo ese globo cada vez más hinchado que es el complejo militar-industrial empieza a soltar aire antes de acabar explotando y hundiendo para siempre el Imperio en la inmundicia de la insolvencia financiera.

Ahora bien, a partir del instante en que das la cara y dices que quieres reducir el gasto en fuerzas militares y quitarles algunos de esos créditos que se gastan en grandes armas, empezarán a llamarte anti-imperial. Empezarán a decir que promulgar la Iniciativa Polo es como abrir nuestras puertas e invitar a los vanduul a que entren para que nos maten a todos mientras estamos cenando. Una idea aterradora, pero una idea que es completamente errónea. Eso no va a suceder. Sí, los vanduul han asesinado a gente inocente, y sí, eso es algo horrible, y sí, por supuesto que son un problema que debe ser solucionado. Pero si os pensáis que el absurdo presupuesto de nuestras fuerzas militares está de alguna forma vinculado directamente con nuestras garantías de seguridad y protección, entonces tengo una luna en Ellis para venderos.

¿Sabíais que el año pasado murió más gente en accidentes relacionados con el transporte de carga que en todos los ataques vanduul combinados? Éste es un hecho verídico. Hay millones de contenedores de carga ahí fuera esperando para matarnos, pero el presupuesto que la TDD recibe para cursos y entrenamiento en medidas de seguridad es una millonésima parte de lo que a la Armada se le permite invertir en investigación y desarrollo. ¿Significa esto que los vanduul no son peligrosos? No. Pero lo que yo estoy viendo aquí es una oportunidad para que nuestros impuestos se inviertan en las cosas que realmente necesitamos y no en las cosas que nos dan miedo.

Lo divertido del asunto es que estamos hablando solamente del 10% del presupuesto militar. Eso no es más que una gota en el océano cuando te fijas en todas las formas en que el Imperio está desperdiciando dinero cada día. ¿Alguien se acuerda del Mundo Sintético? Y cuando tienes en cuenta que la mayoría de los planetas mantienen de forma independiente su propia milicia encargada de proporcionarles protección, tienes que preguntarte por qué seguimos permitiendo que la UEE siga sin aplicar ningún tipo de ajuste presupuestario para que el dinero destinado a la Armada sea coherente con su plan operativo actual. Ésta es la razón por la que pienso que la Iniciativa Polo para reducir y redistribuir el presupuesto militar debería ser ratificada, y la razón por la que deberíais ayudar a que así sea enviándole una transmisión a vuestro senador.

Si no os sentís con ganas de escribir el mensaje vosotros mismos, podéis utilizar el formulario de comunicaciones oficial de La Pura Verdad que transmitiremos tras el programa. Sólo tenéis que poner vuestro nombre y sistema y nosotros nos encargaremos del resto.

Cuando volvamos tras la pausa publicitaria, nuestro querido Arlo va a darle un vistazo a las diez canciones más escuchadas ahora mismo y os explicará porque están dañando algo más que vuestros oídos. Escuchar los Portentos del Momento nunca volverá a ser lo mismo. Creedme, vais a querer estar de vuelta.

Esto ha sido La Pura Verdad. Seguid alerta.

FIN DE LA TRANSMISIÓN

Original.