Las Cartas de Kellar Lench

Hoy Descubrimiento presenta la correspondencia personal del doctor Kellar Lench, que nos ha sido prestada por el Museo de Tolerancia Interespecies de Gemma. Lench era un joven científico cuando descubrió el sistema Elysium y la existencia de los tevarin el año 2541.

 

INICIO:

 


06.11.2541_20:34 TET

UBICACIÓN: Yar

No puedo soportar más esto. 263 días seguidos de soledad en esta estación de “investigación” con tan solo el Espectro para hacerme compañía. Joder, es que ni tan siquiera el Espectro está siempre disponible. Algunas veces las arremolinadas arenas rojas son tan espesas y cabronas que bloquean la señal. O me dañan el transmisor. He tenido que arreglarlo tantas veces que ya me considero un ingeniero eléctrico honorario.

Es curioso, papá. Aunque sé que pasarán días antes de que recibas este mensaje, ya me parece oír tu respuesta a lo que estoy seguro que considerarás “quejas insignificantes”. Desde que era niño, me llenaste la cabeza con historias de científicos dispuestos a arriesgarlo todo para hacer del universo un lugar mejor. “Los grandes científicos sacrifican su vida por sus descubrimientos” me decías. Cuando yo era un crío, parecía una perspectiva peligrosa y emocionante. Ahora sé que es cualquier cosa menos eso.

Todavía recuerdo la cara que pusiste cuando te conté acerca de este puesto de investigación. Estabas tan orgulloso. Tu hijo iba a ser enviado a vivir en un mundo fronterizo y hacer trabajos de investigación por el bien de la humanidad. Estabas convencido de que tu hijo tenía que haber sido contratado para realizar algún trabajo extremadamente importante.

Pues bien, lamento informarte que no lo fui. Resulta que el Instituto de Investigación Nuevos Horizontes no es más que una subsidiaria del Grupo Hathor. Me costó un poco averiguar los detalles, pero cuando encontré la prueba, todo cobró sentido. Por aquí no hay nada por descubrir que tenga importancia científica. No es más que una cacería para ayudar a enriquecer a un conglomerado de empresas que ya es propietario de su propio sistema.

No puedo soportarlo más, papá. No puedo seguir aquí sentado, completamente solo, realizando “escaneos científicos” y barriendo toda esta maldita arena. Me educaste para que me dedicara a la ciencia, no a ser un pelele corporativo por ella.

Así que espero que comprenderás por qué estoy abandonando mi puesto. Por favor, no envíes aquí tu respuesta. Me pondré en contacto contigo una vez sepa a dónde voy a ir.


09.11.2541_13:41 TET

UBICACIÓN: Ciudad Fujin

Debo admitir que me ha resultado extraño regresar a un mundo donde yo no soy la única persona que hay en un radio de 1.000 kilómetros. De hecho, esa es la razón por la que vine aquí primero. Sé que siempre puedo huir a un parque si me siento abrumado por la locura de la ciudad. Ha sido por eso, y porque siempre he sabido que tú amas este planeta.

“Si no ves Ciudad Fujin antes de morir, entonces eres un necio”. Recuerdo oírte decir eso a todos tus amigos tras volver de una conferencia que habías celebrado aquí. Pues bien, papá, puedes descansar tranquilo porque ya la he visto. Aunque, considerando lo que hacabo de hacer, no creo que eso me absuelva por completo de ser un necio.

Antes de abandonar Yar, envíe una carta de dimisión a mi superiora en Nuevos Horizontes. Lo que no hice, sin embargo, fue esperar a recibir su respuesta. Simplemente me largué. No creo que eso la haga muy feliz, pero estoy tratando de no pensar en las futuras consecuencias.

Quiero centrarme en lo que puedo hacer para marcar una verdadera diferencia en este mundo, tal como tú me enseñaste. Por lo menos el tiempo que pasé en Yar me dio un cursillo acelerado en el manejo de drones de investigación. A decir verdad, me he vuelto bastante bueno con ellos. A lo mejor se me ocurre alguna nueva forma de darles uso.


15.11.2541_19:19 TET

UBICACIÓN: Sistema Centauri

Papá… no te vas a creer esto. Al menos no al principio, de eso estoy seguro, pero acabarás haciéndolo. Toda la UEE va a estar hablando sobre esto. ¡He descubierto un nuevo sistema!

Pero eso no es lo más demencial. Uno de sus mundos está repleto de vida avanzada. Había luces por todas partes, grandes estructuras que parecían templos y una ciudad impresionante edificada en lo alto de una montaña. Tenía muchísimas ganas de hacer una lectura de sensores más detallada, pero no quería acercarme demasiado. Pensé que por ahora lo mejor era mantenerme a una distancia segura.

Vale, debo admitir que envié un droide de investigación al planeta. Pensé que cuanta más información pudiera traer de vuelta, mejor. Sólo para probar que yo no estaba mintiendo. Me resultaría difícil creerme todo esto si no lo hubiera visto con mis propios ojos.

Pero no te preocupes, no he hecho nada más. Quienes hagan el primer contactado deberían ser dignatarios y diplomáticos del gobierno. No un tipo cualquiera que ha tenido la suerte de encontrar el camino hasta aquí.

Ojalá pudiera decirte que tenía intención de hacer este descubrimiento. Tras marcharme de Ciudad Fujin, pasé unos cuantos días a la deriva por el espacio y experimentando con las configuraciones de mis drones de investigación. Entonces, esta misma mañana, uno de ellos me ha transmitido unos datos a los que yo no podía encontrarles el menor sentido, así que me dispuse a seguir su ruta.

A medida que me iba aproximando al lugar donde las lecturas se volvían cada vez más interesantes, sentí ese empujón familiar en el morro de mi nave. Justo entonces comprendí que acababa de descubrir un punto de salto. Nunca antes me había sentido tan emocionado y asustado al mismo tiempo.

Estuve a punto de virar en redondo y marcharme. Ya sabes que no soy el mejor de los pilotos. Me preocupaba no ser capaz de sobrevivir al salto.

Entonces oí tu voz dentro de mi cabeza: “Los grandes científicos sacrifican su vida por sus descubrimientos”. Con tus palabras resonando en mi cerebro, no podía decepcionarte. Sobre todo tras haber abandonado mis responsabilidades en Yar.

Al final he perdido el contacto con el dron que he enviado al planeta. Mis lecturas mostraban unas cuantas de sus naves dirigiéndose hacia mí, por lo que pensé que sería mejor regresar a Centauri antes de que me descubrieran. Detestaría ser culpable de provocar un incidente.

Estaba rellenando la documentación oficial de la UPE justo antes de empezar a escribir este mensaje, pero tenía que parar un momento y tomarme un respiro. Todo se ha vuelto de repente totalmente abrumador. Hemos tenido todo este tiempo y tan cerca una especie completamente desconocida, y yo he sido quien la ha descubierto. Parte de mí desea mantenerlo como mi propio secretito personal, pero sé que eso no sería justo. Como pasó con los banu, tenemos que abrir nuestro mundo a ellos. Estoy seguro de que habrá muchísimas cosas que podremos aprender los unos de los otros.

Después de que informe de mi hallazgo, me dirigiré a casa para compartir contigo todos los detalles. ¡Esta especie es totalmente asombrosa! No puedo esperar al día en que podamos conocer a uno de ellos en persona.

FIN DE LA CORRESPONDENCIA

Original.