Escándalo en las Escuelas

NEW UNITED NEWSORG
La Corrupción se añade al plan de estudios escolar

por Benjamin Hecht
Redactor

La educación de nuestros hijos ha sido siempre una preocupación primordial de nuestro Imperio. Las escuelas son instituciones reverenciadas; les confiamos nuestros mayores tesoros con la esperanza de que les proporcionarán el entrenamiento intelectual y social necesario para convertirse en miembros productivos de nuestra sociedad.

Por lo tanto, cuando una escuela traiciona esa confianza, el asombro y la rabia son mucho más profundos.

Entre turno y turno en la central de carga Covalex local y el ocasional trabajo de transportista Marcus Collier invierte el poco tiempo de ocio que le queda cada día en pasarlo con sus dos hijas: Lorelai, de 15 años, e Ishi, de 9.

Ishi imitaba los sonidos de una naves espacial mientras corría por el comedor, guiando por el aire una pequeña maqueta de astronave, mientras que Lorelai contemplaba atentamente la pantalla mural. Ishi sueña con ser una piloto de carreras mientras que Lorelai aspira a ser científica. Al menos eso es a lo que aspira esta semana.

- Parece cambiar de opinión cada vez que se topa con un nuevo programa o texto – dice Marcus desde la cocina del pequeño apartamendoctoramédico. Era lo único de lo que hablaba, era todo lo que leía. Antes de eso quería ser ingeniera, y antes arquitecta.

Todas las carreras que han despertado el interés de Lorelai comparten un mismo elemento: el aprendizaje. A Lorelai le encanta aprender cosas.

- Recuerdo haber hablado con otros padres justo antes de que Lorelai empezara a ir a la escuela, y no dejaban de advertirme de lo duros que resultaban esos primeros días de escuela, pero Lorelai se adaptó a ellos al instante.

Al hablar con varios profesores de Lorelai, todos ellos coincidían en que su alumna no sólo demostraba entusiasmo, sino también talento.

- Puedo asegurar que no lo ha heredado de mí – dice Marcus con una ligera sonrisa. Marcus contempla a su hija en silencio por unos instantes mientras Lorelai va cambiando de programa en programa por el Espectro hasta pararse en una programa de noticias, y luego prosigue -. Sí, a mi la escuela se me daba fatal.

Lorelai hizo su Equivalencia a principios de año. Se dedicó a contar los días hasta que llegaron los resultados, con la esperanza de que podrían proporcionarle oportunidades de obtener una beca en Rhetor y en última instancia permitirle cumplir su sueño de estudiar una carrera, fuera cual fuera.

- Yo sabía que Lorelai se iba pasar todo el día rebotando por las paredes hasta que supiera cómo le había ido, así que me puse en contacto con un amigo que trabajaba en la escuela.

Su contacto fue capaz de darle un rápido vistazo a los resultados poco antes de que se publicaran los resultados de notas de la Equivalencia. Las notas de Lorelai estaban dentro del primer dos por ciento de su distrito.

- Como he dicho, yo ya sabía que Lorelai era inteligente, pero… para ser sincero, me quedé atónito. El saber que con unas notas como esas, Lorelai podría ir a las mejores escuelas y ser todo lo extraordinaria que yo sabía que podía ser… Fue una sensación realmente impresionante.

Así que imagínense la sorpresa de Marcus cuando la escuela publicó tres días después los resultados de las notas y se encontró con que las notas de los exámenes de Lorelai se habían considerado no concluyentes debido a datos corruptos.

- Fue como una pesadilla. Hablé con mi amigo, quien no tenía ni idea de qué había sucedido. Hablar con los administradores de su escuela tampoco me sirvió de nada. Se limitaron a repetir que la corrupción aleatoria de datos era algo raro, pero que a veces pasaba. Punto. ¿Qué se supone que tenía que hacer yo con una respuesta como esa?

Marcus se negó a aceptar la versión oficial e inició su propia investigación sobre la escuela de Lorelai. Le llevó seis meses de escarbar y hacer preguntas, hasta que descubrió una conexión impactante.

El despido de Arthur Bennio, un funcionario de nivel medio en el Departamento Imperial de Educación, tras haber sido acusado de corrupción, resultó ser la clave de su investigación. Marcus pudo establecer una conexión directa entre Bennio y Keena Astrid, la administradora jefe de la escuela de Lorelai.

Finalmente, Marcus entrego la asombrosa evidencia a un amigo de la infancia, el oficial Robert Coresa del Departamento de Policia de Nueva Junction, quien empezó a investigar más a fondo.

La investigación oficial reveló un círculo de manipulación de los resultados de notas de la Equivalencia, en el que estaban implicados Astris y otros administradores locales que se dedicaban a corromper estratégicamente los resultados de los estudiantes de sus distritos con mejores notas con el propósito de bajar la media de resultados de notas, con la intención de calificar sus distritos para recibir una subvención del Servicio Imperial de Financiación de la Equivalencia Educacional, subvención que se concede para proporcionar ayuda financiera a aquellos distritos cuyas notas educativas son bajas.

- No comprendo por qué serían capaces de poner en peligro el futuro de un niño a cambio de recibir dinero – dice Marcus, distante y todavía preocupado -. Simplemente… no lo entiendo.

Así pues, ¿qué debemos hacer nosotros, como sociedad, al respecto? Un programa imperial que subvenciona distritos escolares con problemas educativos parece una idea maravillosa pensada para fortalecer nuestro eslabón más débil, pero si dicho sistema empieza a ser explotado para subvencionar distritos escolares que no precisan de esos créditos, ¿entonces no deberíamos corregir el sistema para que recompense la excelencia académica? ¿O con eso sólo estaríamos creando oportunidades por un tipo diferente de explotación?

Son preguntas complejas con respuestas aun más complejas. A pesar de todos los esfuerzos por recuperar los datos corrompidos, los resultados de notas de los exámenes de Lorelai siguieron perdidos, lo que la obligo a volver a repetir los exámenes.

Todavía están esperando la publicación de los resultados.

Mientras tanto, Lorelai le ha revelado a su padre que ahora se siente interesada por la política.

Original.