Paraíso Perdido

ERROR………>>

COM/SEG INTERRUMPIDA

SEÑAL NO AUT>>

SEÑAL ENCONTRADA

Oídme, panda de tarados y metepenas. Soy Jester, de vuelta con B0otyCall. El único programa del Espectro que celebra lo peor del verso.

Mirad, yo no tenía ninguna gana de tener que hacer esto, pero hemos de hablar sobre lo que está pasando en Nexus. No, no el patético intento de la UEE por imponer algo de orden en el sistema. Ése no es el problema. Lo que está causando los verdaderos problemas son algunas jaurías locales de piratas.

Ahora mismo, Nexus es un puto paraíso. Técnicamente, es un sistema de la UEE, por lo que por él pasan mercancías públicas y privadas y también fluye el capital, lo que significa que hay un montón de objetivos potenciales, además de tres saltos hacia sistemas no reclamados en los que poder esconderte con tu botín. Añadid a eso la obsesión actual del gobierno por reasignar a la frontera vanduul las fuerzas de seguridad de Nexus, y tenemos el lugar ideal para la delincuencia. Un sistema a punto para el pillaje siempre y cuando no atraigamos demasiada atención sobre nosotros.

Pero ese sueño se va a acabar si los mugrientas jaurías piratas de Nexus siguen enmierdando y atrayendo atención extra de la UEE sobre el sistema. Os lo digo en serio, lo que está pasando no es bueno para los negocios y es malo, malo, malo para otros operativos.

Veréis, yo tenía un soplo sobre un buen golpe en Nexus. No iba a ser fácil, pero eso es lo que puso en marcha mis motores. El trabajo requería paciencia, sutileza y las habilidades adecuadas. Hasta tuve que cruzar medio verso para conseguir una nave especial con marcas limpias y componentes tuneados de los Galsons Gritones en Odín. Os diré una cosa de mi tripulación: son todos una panda de maníacos, pero jodidamente buenos en su trabajo. Las tripulaciones profesionales no pueden limitarse a estar loooooocas, nenes. También han de ser astutos y competentes.

Tras perder un montón de tiempo y créditos en el golpe en Nexus, yo estaba listo para ponerme a la acción. Así que hice lo primero que haría cualquier profesional: apagar el repetidor de comunicaciones que cubre el sector donde yo había planeado montar mi trampa. No quería que la ECN pillara ningún grito de auxilio. Fijáos en que he dicho “apagar” el repetidor de comunicaciones, no destruirlo, lo que es exactamente lo que alguien decidió hacer mientras yo estaba haciendo EVA dentro del trasto.

Básicamente, yo acababa de desactivar el repetidor cuando la estructura encajó un impacto masivo. Yo no tenía ni idea de qué estaba pasando, así que me limité a ir pitando hacia la salida antes de que el sitio entero se hiciera pedazos. Mientras tanto, mi mente iba a mil pensando en quién estaría fuera esperando para finarme. ¿Podía ser que mi soplo sobre el trabajo hubiera sido un cebo de la Fiscalía? ¿Había otra tripulación queriendo quitarme el botín?

Mientras yo me aproximaba lentamente a la salida, desenfundé mi pistola. Estaba seguro de que me encontraría a alguien vigilando la salida y esperando a coserme la cara a tiros, así que me mantuve en las sombras y me arrastré hacia adelante para encontrarme sólo con espacio vacío. La ausencia de una emboscada me hizo darme cuenta de que quienquiera que estuviera atacando tal vez no supiera que había alguien dentro, ya que yo había venido discretamente y aparcado mi vehículo justo debajo de uno de los grandes puntales que sobresalen del repetidor.

Fue entonces cuando vi por primera vez a los capullos. Debían ser unos veinte dingos en Dragonflys dando vueltas en torno al lado más alejado del repetidor de comunicaciones. Algunos estaban usando sus naves para disparar al repetidor, mientras otros estaban ocupados poniendo explosivos. Fue entonces cuando me di cuenta de que uno de los miembros de la brigada de demoliciones se estaba dirigiendo al sitio donde el casco se cruzaba con el puntal donde yo estaba escondido. Todavía no habían visto mi nave, pero yo sabía que si esa sección explotaba, mi nave podía resultar dañada, o peor, salir disparada por el espacio demasiado rápido para que yo pudiera alcanzarla.

Así que fui en EVA lo más rápido que pude hasta mi nave y entré en ella. Yo estaba medio dispuesto a abrir fuego contra los tipos de las Dragonflys, cuando, de repente, se alejaron a toda velocidad del repetidor. Primero pensé que me habían visto y estaban preparándose para atacarme en turba. Pero entonces lo entendí: se estaban preparando para hacerlo estallar todo. Encendí rápidamente mi nave y calenté el motor cuántico. El repetidor saltó en pedazos justo cuando el MC entró en acción y me alejó del peligro.

Vale, admito que yo estaba un poco más que enfadado después de toda esta experiencia al filo de la muerte, pero lo que me cabreó realmente fue que después de toda esa planificación, la zona iba a llenarse de polis buscando quién había destruido el repetidor de comunicaciones. Mi golpe se había ido al cuerno. Quiero decir que hasta el patán más lerdo sabe que los repetidores de comunicaciones no se destruyen; los desactivas. Piratearlos no es tan difícil, y de repente ese sector del espacio está fuera de la red hasta que la compañía envía algún pobre mamón a repararlo.

Pero al instante en que un repetidor es destruido, la compañía, la policía, incluso la Fiscalía y los militares reciben una transmisión avisándoles. En vez de dejar ese sector a oscuras, queda inundado de los tipos a los que no quieres tener allí. No lograba entender cómo podía ser que ésta panda de las Dragonflys no supiera una de las normas básicas de un pirata, así que empecé a preguntar acerca de ellos.

Resulta que esta panda es una de las jaurías más recientes en Nexus. Se hacen llamar la Caballería de Cannas, y su modus operandi se limita a una sola cosa: el caos. ¿Ese repetidor de comunicaciones que atacaron mientras yo estaba dentro? Sí, es uno de los muchos que han destruido recientemente. Corre el rumor de que los CC no están muy entusiasmados ante la idea de que la UEE se establezca en el sistema, y esa es su forma de protestar.

Bueno, aquí está mi forma de protestar contra la Caballería de Cannas: ¡PARAD YA! Destruir repetidores de comunicaciones nos está perjudicando. Sé que probablemente crecisteis soñando con que vuestro nombre se haría famoso en Cathcart, o ser reverenciados por la jauría de turno que esté controlando la estación Ruina. Pero convertirse en el mejor peor pirata posible no significa arrasar todo lo que tocas. Creedme. Es como los pilotos novs que nunca levantan el dedo del gatillo y sobrecalientan sus blásteres antes de acertar ni un solo disparo.

Si queréis sobrevivir y tener éxito en espacio hostil, no podéis pensar únicamente en muerte, destrucción y caos. El tema va más de control, astucia y falta de escrúpulos. Esa es una lección que yo aprendí por la vía dura.

Así que, si eres un miembro de la Caballería de Cannas, o conoces a alguien que lo es, será mejor que aprendas que volar por ahí creyéndose el más macho, reventándolo todo y a todos, no es la forma correcta de labrarte un nombre. Sigue así y no sólo te atraerás la ira de la UEE, sino de alguien incluso peor: yo.

¡B0otyCall, corto y cierro!

FIN DE LA TRANSMISIÓN

Original. Revisión por Frost.