Registros de Combate de la Pytheas

En el Descubrimiento de hoy os ofrecemos un extracto del diario personal del teniente comandante Mark Derren, piloto de la nave militar de cartografía y exploración Pytheas , escrito mientras estaba llevando a cabo una misión en el sistema bajo control vanduul designado como “Viking”.

 

INICIO:

 

01-08-2883_07:12 TET

UBICACIÓN: Boro, Crion, Calibán

Nos dijeron nuestro nuevo destino a última hora de ayer por la noche. Resulta que McManus está de baja por culpa de algún tipo de gripe estomacal, por los que nos ha tocado sustituirle. Ya nos va bien. En Boro hace un frío que te cagas en esta época del año, y por alguna razón a la calefacción de los barracones le ha estado dando por apagarse en plena noche.

La sesión de instrucciones fue tal como cabía esperar. Parece que vamos a hacer unas cuantas horas en Viking. El jefe dijo que los sistemas de alerta temprana han estado muy callados últimamente, así que vamos a aprovechar esta ocasión para darles un repaso. Parece una tarea bastante sencilla. El segundo objetivo va a ser echar un vistazo a Viking en busca de signos de actividad de clanes vanduul.

He dejado lo peor para lo último: me han asignado a Teague como compañero de a bordo. Tres semanas flotando por ahí con él… no sé si podré soportarlo. En el lado positivo, si nos arrinconan, puedo arrojarlo a los duul como distracción. Estoy seguro de que les dará la tabarra el tiempo suficiente como para que yo pueda escapar.

Fui a ver al intendente para revisar nuestros suministros para la operación. Todo parecía estar en regla. Para cuando llegué al hangar para subir a la nave, Teague ya estaba allí. Me fijé en la mirada vidriosa del mecánico de vuelo mientras Teague le hinchaba la cabeza explicándole la forma correcta de purgar los sistemas de combustible. Sé que yo tendré esa misma mirada en cuestión de horas.

Despegué poco después de las cero-siete TET. Teague estaba en el asiento de atrás. Mientras salíamos de la atmósfera y nos internábamos en la negrura, volví a notar esa sensación. Esa que siempre me ha acompañado desde la primera vez que salí de un planeta. Hasta el día de hoy, sigo sin poder decidirme acerca de si se trata de una sensación de excitación o de miedo. Sea lo que sea, creo que el día en que yo despegue y no la noté me parecerá un día muy triste. No quiero que la sensación de estar en el espacio se vuelva mundana jamás.

En cualquier caso, cuando dejamos atrás las rutas de vuelo encima de Crion, fijé nuestro MC en el punto de salto a Viking y le dí caña al motor.

Entonces Teague empezó a hablar…

 

06-08-2883_18:39 TET

UBICACIÓN: Clasificada, VS-3/Viking

Llevamos cinco días. Ya estamos retrasados. En el camino de salida de Calibán, nos pararon en el punto de salto. Resulta que nuestros códigos de autorización no habían sido actualizados a los protocolos más recientes. Un par de cazas del 88 vinieron a toda leche para ver qué era lo que estaba pasando. No estoy seguro de lo que habrían hecho si hubiéramos sido vanduul.

Les llevó unas cuatro horas descubrir y solucionar el error. Los técnicos de nuestra base tuvieron que corregir nuestros permisos para esta misión hasta poder averiguar cuál era el problema. No sé si la causa ha sido una metedura de pata de Teague, o una identimarca mal puesta, pero sé en cuál de estas dos opciones prefiero creer.

Cuando aclaramos el tema, saltamos a Viking. Teague hizo un barrido amplio y todo parecía indicar, que de momento, estábamos completamente solos. Me encaminé a la primera unidad de sensores y nos metimos en faena.

Teague desembarcó para encargarse de la primera tarea de reparaciones mientras yo mantenía los escáneres activos. Fue casi peor que cuando estaba a bordo. No dejó de hablar ni un instante por el comunicador, quejándose de lo anticuados que estaban los sistemas de alerta temprana, lo poco que se preocupaba el gobierno por la seguridad de los sistemas, y sobre todo cómo reorganizaría él la infraestructura de las fuerzas militares (no es que nadie se lo hubiera preguntado, especialmente yo).

Probablemente podría haberlo dejado tirado ahí. Meterme en el asiento dle piloto y largarme. La gente se lo habría tragado. Caramba, probablemente me habrían concedido una o dos medallas por hacerle un favor a la humanidad.

En todo caso, silencié sus comunicaciones y amplié mis parámetros de escaneo, haciendo barridos en múltiples patrones sólo por si había alguien ahí fuera moviéndose discretamente, pero no encontré nada. En mi aburrimiento, empecé incluso a hacer algunos escaneos concentrados en busca de puntos de salto. De cualquier forma, escuchar el sonido de la estática era mejor que escuchar a Teague.

Unas seis horas después, Teague volvió a entrar por la esclusa, completamente ignorante del hecho de que yo había cortado sus comunicaciones. Hicimos un breve descanso y comimos unas cuantas raciones antes de irnos a la siguiente unidad de sensores. Entonces fue mi turno de salir a trabajar.

 

12-08-2883_13:47 TET

UBICACIÓN: Clasificada, VS-3/Viking

Tenemos problemas. Hace un par de horas, mientras yo estaba a medio camino de quitar varios desechos espaciales del casco de una unidad de escáneres, Teague me llamó por el comunicador. Las pantallas de los sensores acababan de mostrar varios contactos dirigiéndose hacia nosotros. Volví rápidamente a la nave mientras él la preparaba para apagarlo todo. Yo no veía nada en el paisaje de negrura que me rodeaba, pero por el tono de la voz de Teague, se estaban acercando mucho.

Cuando llegue a la compuerta exterior de la esclusa y le dí un último vistazo al exterior, pude verlos. Incluso desde tan lejos, pude verlos.

Vanduul.

Me metí dentro de la esclusa y cerré la compuerta. Debo reconocérselo a Teague. Estaba preparado para apagar todos los sistemas tan pronto como yo estuviera dentro. Para cuando llegué a la cabina, apenas se nos podía distinguir del resto de emisiones ambientales.

Me senté en la silla del piloto mientras Teague corría al puesto de sensores. El clan había entrado en alcance visual. Jamás había visto antes algo parecido. Es cierto que nos han dado sesiones informativas sobre flotas vanduul, pero verlas ante tus ojos es algo completamente diferente. Las imágenes borrosas de las cámaras del morro y los dibujos aproximados no logran capturar la violencia que emana de la mismísima forma de sus gigantescas naves. La seriedad de la situación tampoco se le pasó por alto a Teague. Por primerísima vez, estaba callado.

Enjambres de cazas precedían el paso de sus naves capitales, seguramente en busca de blancos, es decir, nosotros.

Teague estaba comparando las distintas naves con las que conocemos de los vanduul, pero no obtuvo ninguna coincidencia. Parecía que acabábamos de descubrir a un nuevo clan. No es algo tan emocionante como encontrar un nuevo punto de salto, pero supongo que tampoco está mal.

Cuando hubieron pasado finalmente de largo, parecía que nos habíamos librado, pero me fijé en que no se dirigían a ningún planeta para cosechar. Ni tan siquiera parecía que se dirigieran hacia el punto de salto a Orión.

Se dirigían hacia Calibán.

Diría que nos han enviado a aquí justo a tiempo. Porque precisamente acabábamos de arreglar el sistema de alerta temprana para el punto de salto a Calibán.

Fue entonces cuando Teague lo vio. Se habían detenido. El clan entero se había parado de improviso, justo fuera del alcance de los sensores de los sistemas de alerta temprana. Era demasiado preciso para ser una coincidencia. No. Sabían de lo que era capaz nuestra tecnología.

A esta distancia, no íbamos a poder captar nada con nuestros escáneres aparte de su posición básica, así que le dije a Teague que vigilara nuestras emisiones mientras yo nos situaba más cerca. Si estos vanduul estaban planeando algo, teníamos que saber de qué se trataba.

Logré acercanos lo suficiente para que Teague pudiera realizar unos cuantos escaneos más intensivos. Los vanduul no se habían movido. Estaban simplemente esperando.

Así que eso es lo que estamos haciendo. Esperar y mirar qué es lo que hacen.

 

16-08-2883_23:14 TET

Ubicación: Clasificada, VS-3/Viking

Puta suerte.

< estática >

Teague está muerto. Un disparo atravesó el casco y le dio en su asiento. Probablemente no sintió nada.

< estática >

Estoy intentando llegar al punto de salto. No tengo ninguna posibilidad en combate, así que lo he puesto todo en los escudos y motores…

< estática >

Maldita sea. El motor principal derecho acaba de recibir un impacto.

Tengo que borrar el ordenador de la nave antes de…

 

FIN DE LA COMUNICACIÓN

 

Estas grabaciones fueran descubiertas unos cuarenta años después, cuando los restos de la Pytheas fueron hallados durante una misión de reconocimiento de espacio profundo en el sistema Viking. Ese mismo clan atacaría Calibán un año después.

Original.