Sistema Chronos

EL SINTEMUNDO

En los confines más alejados de la UEE se halla el sistema Chronos, el cual, desde su descubrimiento en 2863, ha estado sumido en el secreto gubernamental y la controversia política. Los documentos oficiales del gobierno mencionan la 18ª Flota de Batalla de la Armada, en esa época apostada en el sistema Kellog, como los primeros en hacer el viaje a Chronos tras descubrir el punto de salto durante una patrulla rutinaria. Cabe señalar, no obstante, que un reciente proceso judicial, Contraly contra la UEE, contradice esta versión, presentando una demanda según la cual el bisabuelo de Contraly fue quien descubrió el sistema y comunicó su existencia a la 18ª Flota, pero se le negó el reconocimiento de su hallazgo debido a las complicaciones derivadas de una orden de arresto pendiente por caza furtiva de orms en Xis. Ambos bandos del debate han sido defendidos por historiadores expertos, y la decisión final todavía está en manos de los tribunales.

En cualquier caso, en el momento de su descubrimiento, el sistema consistía en una estrella de la secuencia principal tipo G, dos planetas inhabitables apiñados cerca del sol, y nada más. Debido a su remota ubicación y ausencia de recursos y lugares habitables, el sistema debería haber despertado un interés mínimo en la UEE, por lo que observadores quedaron atónitos cuando la UEE declaró rápidamente que Chronos quedaba restringido para su uso y desarrollo por parte del gobierno. Cuando naves militares empezaron a entrar con frecuencia en el vacío sistema, los miembros más curiosos de la opinión pública empezaron a preguntarse qué estaba pasando realmente en Chronos.

Durante años, las teorías fueron desde las menos imaginativas (armas de destrucción apocalíptica) a las más inspiradas (estación espacial invisible). Se supone que una avezada teórica de las conspiraciones llegó al extremo de meterse de polizona en una de las naves militares con destino a Chronos. Cuando más tarde afirmó que en ese sistema no había nada escondido, su incapacidad para descubrir ningún secreto escandaloso enfureció a sus colegas buscadores de conspiraciones y sólo sirvió para alimentar las especulaciones. La lógica seguida era que la única manera de que no hubiera hallado absolutamente nada en el sistema era que hubiera algo que ocultar y que el gobierno hubiera vuelto a silenciar la verdad. Quien creían en este encubrimiento estaban más que convencidos de que debía haber alguna razón por la que la UEE quería Chronos para ella sola.

No fue hasta 2872 que el imperator Corbyn Salehi se encargó de revelar oficialmente qué era lo que había estado haciendo el gobierno. Chronos iba a convertirse en el hogar del proyecto Arcángel, conocido coloquialmente como “el Sintemundo”, una gigantesca iniciativa de la UEE para construir un planeta. Tras siglos de remodelar planetas con tecnología terraformadora, la humanidad se había propuesto ahora crear uno nuevo.

 

EL PROYECTO ARCÁNGEL

El sistema Chronos poseía muchos elementos que hacían de él la ubicación ideal para este ambicioso proyecto. El parecido de su astro con el Sol de la Tierra lo hacía óptimo para la habitabilidad humana. Sus dos planetas eran rocas desoladas, lo que significaba que la gigantesca empresa no presentaría inconvenientes para ningún habitante, y las décadas de construcción y experimentos no pondrían en peligro a nadie que no estuviera participando en el proyecto. La falta de planetas aparte de Bruder y Schwester permitía que el Sintemundo pudiera ser situado en una órbita a una distancia ideal del astro del sistema. También tenía la ventaja adicional de ser un sistema relativamente aislado, lo que minimizaba las posibilidades de que aparecieran visitantes no deseados y fisgones indiscretos.

Cuando se anunció el proyecto, simbolizaba un futuro en el que la humanidad podría crear mundos habitables sin correr el riego de dañar a otras especies. Las transportistas hicieron el largo viaje para llevar recursos al sistema Chronos incluso aunque los márgenes de beneficios fueran mayores en cualquier otro sitio. Los eruditos explicaron con detalle lo que el éxito del proyecto Arcángel podía significar para el futuro del Imperio. Y los civiles de todos los sistemas esperaron con emoción el nacimiento del nuevo mundo.

Pero a medida que fueron pasando las décadas, la promesa del Sintemundo pareció desvanecerse junto con el interés público. A pesar de los miles de millones de horas y créditos invertidos, el planeta parecía seguir igual de lejos de su finalización. El proyecto se vio afectado por escándalos de corrupción y excesos de costos, lo que llevó a algunos transicionalistas progresistas a llamarlo un “vampiro financiero” que estaba drenando dinero y recursos a proyectos más importantes. El Sintemundo ya no simbolizaba el futuro, sino que lo estaba poniendo en peligro.

Hoy en día, el tráfico que pasa por el sistema Chronos es mínimo. Aún hay transportistas descargando suministros en la estación Arcángel, y hay gente que atraviesa el sistema por las rutas comerciales designadas para acceder al sistema Branaugh. Aparte de eso, prácticamente no hay ninguna otra razón para querer estar en el sistema Chronos.

 

Tsb
ADVERTENCIA DE VIAJE

Aunque el Sintemundo es una zona de espacio no restringida, todo lo que tenga que ver con el Sintemundo debe pasar por la estación Arcángel. Cualquiera que trate de acceder de forma directa al Sintemundo será interceptado por miembros del 18º Grupo de Combate y se le pedirá que cambie de rumbo o se atenga a las consecuencias.

NO HAY MÁS DATOS DISPONIBLES

 

CHRONOS I (BRUDER)

Situado en una diminuta órbita alrededor del sol de Chronos, la superficie de Bruder experimenta temperaturas abrasadoras. En la corteza del planeta existen yacimientos de minerales metálicos, pero el intenso calor ha impedido a la UEE minarlos para su uso en el Sintemundo.

 

CHRONOS II (SCHWESTER)

Schwester es conocido por su papel en uno de los escándalos políticos más infames en toda la historia de la UEE. En 2925, se encargó a una adjunta del Senado la elaboración de un informe de progresos para un comité auditor independiente. La adjunta descubrió que las instalaciones de extracción y refinado que se suponía que habían sido construidas para recoger los gases de efecto invernadero atrapados en la espesa atmósfera de Schwester no habían llegado a ser construidas jamás. Parecía que una importante supervisora del proyecto, Ellie Janis, llevaba años desviando dinero de los vastos fondos del proyecto sin ser detectada.

Rumores en el viento

“Por lo menos yo estaba haciendo algo útil con los créditos.”

- Ellie Kanis, tal como fue citada en “El timo del Sintemundo”, 2931

La indignación pública por el escándalo Kanis sólo fue intensificándose cuando publicaciones como el Terra Gazette cuantificaron la cantidad de dinero desviada en forma de gráficas expuestas en primera página. Por primera vez, gran parte del público fue consciente de cuánto dinero la construcción del Sintemundo le estaba costando exactamente al Imperio. El lento ritmo de construcción del Sintemundo y el creciente déficit presupuestario del gobierno llevó a muchos residentes del Imperio a preguntarse si el proyecto seguía valiendo la pena.

 

CHRONOS III (SINTEMUNDO)

Elemento definitorio del sistema Chronos, el Sintemundo, también conocido como proyecto Arcángel, es el intento de la humanidad por construir un planeta desde cero. Esta ambiciosa idea se gestó en el Comité Clarke, un grupo operativo del gobierno al que se le encomendó concebir “un futuro más perfecto para la humanidad” a raíz de la masacre de Garron II. Si el Imperio pudiera construir sus propios mundos, ya no habría necesidad de correr los riesgos de destruir vida incipiente que la terraformación presentaba.

En la segunda mitad del siglo XXIX, la UEE estaba buscando redefinir su posición en el universo. El régimen de los Messer había sido derrocado hacía casi un siglo, pero la ambición y la corrupción seguían enraizadas dentro del gobierno. En medio de esa época de incertidumbre, Corbyn Salehi encabezó una oleada de reformas en la oficina del Imperator, haciendo campaña en una plataforma por un gobierno abierto, honesto y ambicioso. Demostrando ser un hombre de acción y no sólo palabras, Salehi dio su más firme apoyo a la propuesta más inverosímil presentada por el Comité Clarke: un planeta creado por el hombre. Salehi estaba convencido de que si la humanidad de ponía de acuerdo en torno a un objetivo ambicioso, ésta podría progresar más allá de las mezquinas diferencias que obstaculizaban su avance.

Rumores en el viento

“La humanidad lleva demasiado tiempo sin un objetivo cohesivo que nos inspire para alcanzar lo imposible. Hace siglos, la idea de que alguien pudiera visitar la luna de la Tierra, no digamos ya abandonar el sistema, parecía ser un mero sueño. Aunque la humanidad ha llegado lejos, nuestros objetivos siguen atrapados en tierra. Es la hora de cambiar eso.”

- Corbyn Salehi, conferencia de prensa en la que se anunció el Sintemundo, 2872

El optimismo de Salehi era contagioso, lo que le permitió reunir el apoyo público y político que necesitaba. Durante décadas, incluso después de que ya no ocupara el cargo de Imperator, Salehi y su visión sustentaron la fe de la gente en el proyecto. Desgraciadamente, Salehi murió en 2922 por complicaciones imprevistas con su páncreas artificial. Sin su guía orientadora, el proyecto del Sintemundo atraviesa momentos difíciles.

Hoy en día, la construcción del Sintemundo prosigue. Las novedades sobre el proyecto se han vuelto cada vez menos frecuentes, pero los científicos e ingenieros del gobierno aseguran que se están haciendo avances. Todavía hay mucha gente que conserva la esperanza de que del sistema Chronos emerja la audaz imagen del futuro de la humanidad. Todavía está por decidir si el Sintemundo se convertirá en uno de los mayores éxitos de la humanidad, o en uno de sus mayores fracasos.

 

ESTACIÓN ARCÁNGEL

Esta estación orbital es el centro nervioso para la construcción del Sintemundo. Hogar de los científicos e ingenieros del proyecto, es también el puerto de entrada para suministros y recursos necesarios para construir el planeta y mantener al personal contento.

Con un constante flujo de carga moviéndose por el sector, a lo que hay que añadir la delicada naturaleza del proyecto, la 18ª Flota de Batalla de la Armada llama hogar a la estación Arcángel cuando no están de patrulla. Dentro de la 18ª Flota de Batalla está el 999º Escuadrón de Pruebas. Conocido como “los Wreckless”1, este escuadrón de élite es famoso por probar naves y componentes experimentales. La vasta extensión más allá de la estación Arcángel, con mínimas posibilidades de que se produzca un enfrentamiento, ha demostrado ser un campo de pruebas ideal para nuevas tecnologías que la Armada espera poder incorporar en su arsenal. Parece apropiado que el escuadrón más vanguardista de la Armada llame hogar al sistema más vanguardista del Imperio.

(1. Juego de palabras entre “reckless” (temerario, imprudente) y “wreck” (destrozo, ruina, colisión o naufragio). Una traducción literal sería “los inestrellables”.

Original.