Sistema Corel

SISTEMA COREL

¡La puerta de entrada al Protectorado Banu! Corel es una estrella de la secuencia principal del tipo espectral G a la que orbitan seis planetas bastante ordinarios y que se encuentra situada en la frontera entre el Imperio Unido de la Tierra y el Protectorado Banu, con una línea de salto clave que comunica ambas territorios. Descubierto inicialmente en el año 2449 y colonizada poco tiempo después, Corel se ha convertido en el punto de control aduanero entre los dos gobiernos.

El propio sistema fue descubierto durante la década que siguió a los primeros tratados de la humanidad con los banu, como parte de un esfuerzo concentrado por cartografiar esta región habitada del espacio. El tercer planeta habitable, Lo, fue desarrollado primero como un punto de comercio ocasional entre humanos y banu, y luego acabaría convirtiéndose en el puerto de escala de todo el tráfico comercial interespecie. La cultura del sistema Corel es una interesante mezcla de vida en la frontera humana y burocracia banu, una combinación única en toda la galaxia. Los corelianos de hoy en día son una inesperada combinación de eficiencia y laxitud. Aparte de eso, en los casi cinco siglos que han pasado desde la colonización del sistema, poco es lo que ha cambiado más allá de la escala del tráfico que pasa por el punto de salto.

Planetas interiores (I y II)

El primer planeta del sistema Corel es poco más que un núcleo de hierro azotado por llamaradas solares. Originalmente un planetoide rocoso cercano al sol del sistema, la corteza y manto de Corel I fueron arrancados por una serie de impactos desconocidos. El resultado fue que el núcleo de hierro del planeta quedó expuesto, núcleo que desde entonces se ha ido enfriando hasta alcanzar un estado sólido. Debido a que en la galaxia conocida hay muchas fuentes de hierro común muchísimo más fáciles de alcanzar, no se ha realizado ningún intento de explotar la superficie de Corel. A pesar de esto, el planeta tiene un paisaje interesante producto de la extrema rapidez con la que el metal se enfrío al quedar expuesto al espacio hasta adoptar su estado actual.

Mientras que Corel I es por entero un núcleo planetario, Corell II carece por completo de uno. Un planeta muerto sin campo magnético, la atmósfera de Corel II ha sido disipada por los vientos solares. La superficie del planeta es, no obstante, extremadamente rica en minerales, y el planeta es un firme candidato para una futura expansión minera. Hoy en día Corel II es oficialmente territorio del gobierno de la UEE, aunque se espera que en el futuro próximo tendrá lugar una subasta por la concesión de derechos mineros. Debido a que se encuentra en el borde interior de la franja habitable del sistema, Corel II es también técnicamente un candidato para la terraformación, aunque uno no muy bueno.

Corel III (Lo)

¡Contemplad el corazón palpitante del comercio interespecie! Corel III, conocido únicamente como “Lo” por toda la galaxia, es el mundo habitado del sistema y cumple la función de apretón de manos físico entre los gobiernos humano y banu. El propio planeta supone una mezcla interesante por sí mismo: planicies casi deshabitadas y perezosas pueblos de frontera conviven con mastodónticos complejos aduaneros y de transporte de mercancías por los que pasan todo tipo de gente, desde comerciantes independientes a tripulaciones de carga corporativas.

Lo es, en esencia, la última salida antes de entrar en el Protectorado Banu, y posee todas las cualidades de una gigantesca central de mercancías y de una remota estación de descanso fronteriza para transportistas. Abundan los entretenimientos habituales para las tripulaciones de naves de transporte de larga distancia, aunque la abrumadora cantidad de oficiales de aduanas que hay apostados aquí (así como el personal de las patrullas de guardia) sirve para evitar que ninguno de los establecimientos de peor reputación se desmande.

El centro del lugar es New Junction, una ciudad edificada alrededor de la oficina de aduanas más grande que hay en todo el planeta. En un mal día, las naves que hacen cola tienen que llegar a esperar hasta doce horas para poder pasar la detallada inspección exigida por los gobiernos tanto de la UEE como del Protectorado Banu. Aproximadamente uno de cada diez cargamentos sufre una inspección visual completa, y todos los demás son sometidos a todo tipo de escaneos y una montaña de papeleo.

Nueva Junction está ubicada en una zona natural de aterrizaje: las extensas llanuras de la región ecuatorial Qoph (se pronuncia “koff”). Aunque Lo es un mundo generalmente templado, Nueva Junction se encuentra en una de las regiones más calurosas todo el año, una temperatura que muchos comerciantes aborrecen tener que padecer durante sus escalas. ¡En el área alrededor de New Junction las bebidas frías y los habitácubos de alquiler con aire acondicionado se venden a precios altísimos! Las frecuentes tormentas de polvo combinadas con la arquitectura urbana compuesta mayoritariamente por edificios prefabricados y la ingente cantidad de contenedores de carga siendo movidos por sus calles hacen que el ambiente de la ciudad recuerde casi al del “salvaje oeste”. Pero que no os quepa duda alguna, esto no es la frontera sin ley: por Lo pasa cada día una fortuna en transporte legítimo, que es vigilada constantemente por los meticulosos agentes de aduanas.

Corel IV (Castor)

Mientras que Lo es un excelente ejemplo de la eficiencia industrial del hombre, Corel IV (llamado Castor por sus habitantes) es una embarazosa muestra de su orgullo. Castor orbita Corel con una rotación de 786 SED, lo que lo sitúa justo fuera de la franja habitable de la estrella. Compuesto por grandes extensiones de desierto helado, Corel es un mundo inquietante sin ninguna razón aparente para el desarrollo humano. Pero aun así, durante la Era de los Messer este mundo se convirtió en un símbolo para el progreso, otro blanco de la marcha dictatorial en pos de nuevas cimas de ciencia e industria. Billones de créditos en tecnología de terraformación más tarde, el planeta de desiertos helados se había convertido en un planeta de desiertos helados con una atmósfera apenas respirable.

Hoy en día, en Castor no vive casi nadie, y pocos de quienes lo hacen podrían explicarte el por qué. Hay un puñado de asentamientos esparcidos por el globo, centrados principalmente en torno a profundas operaciones mineras de hielo. Muy por debajo de la superficie se han descubierto yacimientos de malhielo que en ocasiones son extraídas para propósitos científicos. Aparte de eso, los mineros subsisten gracias a los ocasionales depósitos de silicatos incrustados en el desierto. Aunque son raros, el descubrimiento de un único depósito basta para hacer que una operación minera sea rentable durante varios años. Las concesiones de minería son la razón por la que la mayoría de sus habitantes han acudido al planeta, y muy pocos de ellos eligen renovar su concesión un segundo año. ¡Los comerciantes que estén buscando hacer una venta rápida, sin embargo, no podrías encontrar unos clientes más ansiosos por comprar artículos de lujo!

Planetas exteriores (V y VI)

Corel V es un gigante gaseoso estándar. Un gigantesco planeta marrón y rojizo que los mercaderes viajando hacia y desde el Protectorado Banu suelen utilizar frecuentemente como parada para repostar combustible, el planeta carece de cualquier otro rasgo destacable. Corel IV es una bola de roca deshabitada muy poco frecuentada por quienes están viajando por el sistema. Su órbita excéntrica lo sitúa muy por fuera del plano de la eclíptica. Si el sistema fuera un punto de tránsito ligeramente menos importante, Corel VI podría haberse convertido en un puesto avanzado decente para contrabandistas, pero la eficiencia y concentración de las fuerzas de patrulla locales que hay en este sistema han eliminado todo su posible atractivo para el cruce de fronteras con mercancías del mercado negro.

Original.

Una reflexión sobre “Sistema Corel

Los Comentarios están cerrados.