Sistema Ferron

Tal como señaló una vez la célebre historiadora Ariel Rutte, “Si el sistema Sol es el corazón del Imperio, y Terra es su cerebro, entonces Ferron es la sangre que corre por sus venas”. Cuando el sistema fue descubierto en 2460, pocos podrían haber predicho lo crucial que Ferron acabaría siendo a la hora de impulsar durante décadas la economía y la expansión del floreciente Imperio de la humanidad, o cuan lejos acabaría cayendo de su anterior gloria.

Ferron fue descubierto por Pali Laumet, uno de los miembros fundadores de la Sociedad de Astroexploración de Sol. Compuesta por aventureros tremendamente ricos que se dedicaban a la búsqueda de nuevos sistemas estelares, la SAS está detrás de muchos descubrimientos de puntos de salto realizados durante esa época. Laumet ya llevaba varios meses navegando por la periferia de Croshaw y, con los suministros casi agotados y una tripulación inquieta, le faltaban pocos días para tener que emprender el rumbo de regreso a Sal cuando su maquinista, Darcy Ferron, se percató de que sus cálculos para el gasto de combustible del motor cuántico no cuadraban. Laumet, repasando las fórmulas, conjeturó que el consumo adicional era debido al tirón de un pozo gravitatorio no cartografiado. Efectivamente, dos días después su tripulación sería la primera en saltar al sistema que Laumet bautizó generosamente en honor a la perceptiva Darcy, y tras su regreso, siguiendo la tradición de la SAS, publicó las coordenadas del sistema como aportación filantrópica a la humanidad.

Cuando las exploraciones iniciales del gobierno hubieron finalizado, el sistema fue declarado un candidato ideal para la colonización y quedó abierto al público. Los intereses tanto corporativos como privados acudieron con celeridad al sistema, ansiosos por hacerse con terreno. La batalla resultante por la posesión de territorio y minerales se hizo tan turbulenta que la UNE tuvo que intervenir y establecer una lotería que ayudara a mediar las disputas. Después de que tuviera lugar el primer sorteo, se descubrieron un sinfín de lagunas jurídicas y ausencias de reglamentación que habían otorgado a algunos grupos y compañías una serie de ventajas injustas que llevó años compensar. Los repetidos intentos fallidos del gobierno por mediar en la situación sólo sirvieron para remarcar la impotencia e ineficacia de la UNE en su lucha por hacer frente a la rápida expansión de la humanidad. Algunos historiadores especulan que los fracasos burocráticos durante la lotería de Ferron avivaron las llamas de la reforma que en última instancia llevaron a la disolución de la UNE y la formación de la UPE en 2523.

A pesar de sus agitados inicios, Ferron ya estaba rápidamente encaminado hacia la prosperidad gracias a su riqueza en recursos naturales. No tardó en convertirse en un bullicioso centro de la minería y el comercio, y, en 2529, el sistema consiguió su representación oficial en la UPE. Transcurrieron siglos de éxitos a medida que el sistema se dedicaba a proporcionar los materiales necesarios para que la humanidad pudiera conquistar las estrellas. En su apogeo, la población de Ferron había crecido tanto que rivalizaba con la de Sol y estaba en camino de rivalizar también en cuestión de importancia política. Por desgracia, la prosperidad del sistema no iba a durar.

El primer revés de la fortuna ocurrió en 2791, cuando Messer XI acusó falsamente al sistema de ser un escondrijo de disidentes. Temerosos del Imperator, numerosos ciudadanos acaudalados y leales al régimen de los Messer huyeron del sistema, llevándose con ellos grandes cantidades de dinero e influencia. Cuando llegó el inevitable ataque de las fuerzas militares imperiales, fue sólo gracias a la legendaria valentía de los miembros del Escuadrón 78 y su heroica negativa a asesinar civiles que se evitó la violencia, pero para entonces el daño económico y político a Ferron ya había sido asestado.

El siguiente golpe ocurriría en 2832, cuando Shubin Interstellar anunció haber tenido pérdidas por primera vez en la historia del sistema. La compañía minera citó el agotamiento de una mina importante como la causa, y señaló que anticipaban el futuro cierre de más instalaciones mineras. Esta declaración acabaría siendo la sentencia de muerte de Ferron. Los años de minería agresiva habían acabado pasando factura y para entonces los yacimientos del sistema estaban prácticamente agotados. Si el ascenso a la fama de Ferron había sido rápido, su caída en desgracia lo fue todavía más. En el transcurso de una sola década, la población del sistema cayó a la casi la mitad y su salud económica cayó todavía más. En la actualidad, Ferron es sólo una sombra de su antigua gloria, los huesos de un sistema vibrante que agotó deliberadamente todos sus recursos por el bien del Imperio.

Aunque Ferron está lejos de ser el destino ideal para el viajero ocasional, la importancia histórica del sistema ha bastada para atraer a una buena cantidad de visitantes, así como a los prospectores más aventureros con la esperanza de hallar algún yacimiento de minerales valiosos que en su momento fue pasado por alto.

 

Ferron I

Este planeta enano es el que está más cerca a la estrella principal de Ferron. Inhabitable y carente de recursos, la comunidad científica es la única que le da alguna importancia a Ferron I debido a la extraña y hasta ahora inexplicada variabilidad de su magnetosfera.

 

Ferron II

En cualquier otro sistema, este planeta carente de núcleo no sería más que otro mundo muerto, pero en el sistema Ferron fue toda una decepción. Ferron II no posee yacimientos minerales de fácil acceso ni las condiciones necesarias para la terraformación, lo que lo situó a la sombra de su vecino rico en recursos: Ferron III.

Sin embargo, los malos tiempos en Ferron han tenido como consecuencia que la gente haya empezado a fijarse de nuevo en este planeta. Muchos tienen la esperanza de que los nuevos avances en tecnología minera puedan acabar haciendo que el planeta sea capaz de proporcionar algún tipo de beneficio.

 

Ferron III (Asura)

Rumores en el viento

“Cómo pueden esperar que protejamos a la gente de Tram, ¿cuando es la maldita gente de Tram la que nos está matando?”

- Clair Slovokin, antiguo capitán de la policía de Tram, reunión del Consejo de Gobernadores, 22.05.2936

“Para que Ferron pueda recuperar su pasada grandeza, debemos esforzarnos por revivir su bien más valioso: el carácter industrioso de sus ciudadanos.”

- Paul Digby, antiguo gobernador de Tram, discurso para su reelección, 17.09.2912

Con su planeta reducido a una sombra de su antigua gloria, sus habitantes se sumieron en la pobreza. El mejor ejemplo de esta transformación es la desmoronada y en rápido deterioro infraestructura de la en su día gran ciudad de Tram.Considerado una vez la joya de la corona del sistema, los vastos yacimientos de minerales y otros materiales valiosos que se descubrieron durante el proceso de terraformación de Asura lo convirtieron en una gran potencia económica y política. Durante este prolongado periodo de bonanza económica, no se le dio ninguna importancia a la pregunta de qué le sucedería al mundo si algún día sus minas llegaban a agotarse, por lo que sólo se establecieron una cantidad mínima de industrias secundarias. Asura era un planeta minero hasta la médula, y durante casi cuatrocientos años, se excavó, recogió, procesó y envío lejos hasta la última migaja de recursos planetarios, hasta que no quedo nada.

Con la mayor parte del terreno de Asura reservado a la minería, la impresionante megalópolis industrial de Tram se convirtió en el centro financiero y cultural del planeta. Grandes fábricas, refinerías y urbanizaciones estaban intercaladas por hermosos parques públicos. Esta armonía visual entre naturaleza e industría inspiró a la poetisa del siglo XXVII Lelani Toan a describir Tram como “Equilibrio y belleza ambos fruto, de la industria del hombre en su empeño, por extraer del interior de este mundo, los cimientos de una ciudad de ensueño”.

En la actualidad, la vida en Tram es considerablemente más dura. Hoy en día, la mayor parte de la ciudad está cerrada y abandonada, y sus cielos son de un casi omnipresente color gris por culpa de todas las toxinas que fueron emitidas descuidadamente a la atmósfera por la industria pesada. El agua está en constante demanda, ya que la mayoría de las reservas naturales han quedado igualmente contaminadas. Y en lo que respecta a la población que queda, aunque algunos civiles todavía intentan ganarse la vida con puestos de reparaciones o de reabastecimiento, los negocios criminales han superado cualquier tipo de empresa legal como industria principal del planeta.

Los visitantes deberían tener cuidado al moverse por la ciudad, puesto que la prolongada huelga de las fuerzas policiales ha aumentado en gran medida las probabilidades de ser asaltado, sobre todo si se entra en los parques de la ciudad (ahora un caldo de cultivo de actividades ilegales). Quienes estén buscando alguna ganga deberían visitar uno de las grandes almacenes de artículos de minería que hay en el planeta, en cuyo interior todavía queda equipo útil acumulando polvo. Acordaos ir acompañados de alguien de confianza, como un amigo, un compañero de trabajo o un guardaespaldas contratado. Se sabe que los elementos criminales han asaltado a visitantes que hayan gastado sumas de dinero importantes en los establecimientos locales.

ADVERTENCIA DE VIAJE: La escasez de agua potable en Asura ha provocado serios enfrentamientos entre campamentos situados en la periferia de Tram. Por esta razón, se recomienda encarecidamente a todos los visitantes que permanezcan dentro del centro de Tram y eviten viajar a los afueras de la ciudad sin estar acompañados de un guía local.

 

Ferron IV

La arremolinada superficie de Ferron IV es una hermosa vista para aquellos pilotos que han aprendido a disfrutarla desde una distancia segura. La espesa capa de hidrógeno metálico de este gigante gaseoso se comporta como un descomunal superconductor eléctrico, lo que puede resultar seriamente problemático para los delicados sistemas de aviónica de una nave. Se sabe que algunas bandas de forajidos acechan en los límites del campo eléctrico, esperando hacer presa en naves que sufran averías.

Jump890PointAug15

Original. Revisión por Frost.