Sistema Kayfa

“Cuanto mayor es la idea, mayor es la acción.”

Así dice uno de los preceptos fundamentales del li’tova, un sistema de creencias morales y espirituales popular entre los xi’an que guía la visión que sus adeptos tienen del universo. No hay ningún otro lugar donde este precepto sea más evidente que en el sistema Kayfa, el cual está dedicado por entero al li’tova gracias a la existencia de un planeta astronómicamente excepcional: Tovaroh.

El papel de Kayfa como centro de la espiritualidad xi’an era ignorado por los humanos durante el periodo de guerra fría con esta especie. Después de que la humanidad averiguara la existencia de este sistema en 2617, empezaron a correr rumores de que Kayfa era el principal punto de agrupamiento para una invasión xi’an, o tal vez incluso la ubicación de su mundo natal. La verdadera naturaleza del sistema estaba tan bien guardada que durante doscientos años, todo lo que la humanidad supo acerca de Kayfa fue que cualquier nave de la UEE que fuera descubierta en ese sistema sería atacada de inmediato; un mensaje que se dejó sobradamente claro a la UEE por el modo en que dos pilotos de la Armada descubrieron el sistema.

En 2617, los tenientes de la UEEN Ahmad Harar y Carl Dyson descubrieron una anomalía gravitacional mientras patrullaban el sistema Horus. Harar y Dyson deberían haberse puesto en contacto con su comandante e informado de las coordenadas para que se pudiera enviar una nave militar de reconocimiento, pero, según explicaron ellos más tarde, hacer eso habría supuesto arruinar su oportunidad de entrar en las páginas de la historia. Sin decirle nada a nadie, entraron en el punto de salto y se convirtieron en los primeros humanos en visitar el sistema Kayfa. Su decisión de mantener en secreto su escapada fue una insensatez, pero, visto en retrospectiva, puede que haya evitado una guerra en toda regla entre ambas especies.

Sin saberlo Harar ni Dyson, su llegada a Kayfa activó una red de sensores de largo alcance que alertaron a un escuadrón xi’an cercano. Mientras tanto, el viaje de regreso de Harar y Dyson se vio retrasado porque la nave de Dyson había sufrido daños mientras navegaba el punto de salto no cartografiado. Mientras Dyson estaba llevando a cabo un diagnóstico de sistemas para determinar si su nave seguía siendo capaz de efectuar un salto, una descarga PEM neutralizó ambas naves espaciales. El escuadrón xi’an acudió en masa y capturó a Harar y a Dyson. Durante años, los documentos oficiales de la UEE mencionaron a ambos pilotos “de baja médica” durante este periodo. Sin embargo, la verdad completa fue revelada tras la histórica Acta de Verdad Histórica de 2941.

Documentos militares desclasificados de la UEE mencionan a Harar y a Dyson como “desaparecidos en acción” durante tres días. Ambos afirman haber estado encerrados a bordo de una gran nave militar xi’an donde fueron interrogados mientras sus naves eran estudiadas y se les desmantelaban las armas. Tras tres días de ansiedad, los xi’an empezaron a creerse la historia de los pilotos de que el resto de las fuerzas armadas de la UEE ignoraban la existencia del punto de salto. Ambos pilotos fueron devueltos a sus naves, escoltados hasta el punto de salto, y se les dio el mensaje de que cualquier futura nave de la UEE sería atacada de inmediato.

Rumores en el viento

“Los senderos recorren los jardines y campos sin que su recorrido parezca seguir ninguna lógica aparente. Algunas veces acaban en templos que están sumamente lejos del punto de partida. Puede resultar desconcertante para quienes están acostumbrados al carácter preciso y ordenado de los xi’an, pero así es el mundo entero. En una cultura que planifica prácticamente todo hasta el último detalle, el desorden de las sendas de Tovaroh debe ser mentalmente liberador para quienes tienen el coraje de perderse en ellas.”

– Margo Lekman, Li’Tova: Una senda para principiantes, 2851

Fue sólo hasta después de la caída de los Messer y la normalización de las relaciones entre ambas especies, que los xi’an revelaron los secretos de Kayfa. La primera visita oficial al Imperio Xi’An de la Imperator Toi tuvo lugar en el sistema Kayfa. El Emperador Kray fue su guía personal en su recorrido por Tovaroh, y cortó una rama de la planta Floración Centenaria para que la Imperator pudiera llevársela a casa.

El Emperador Kray también le explicó una doctrina fundamental del li’tova: la de que una pequeña acción puede afectar al universo entero. Los xi’an se mostraron clementes con Harar y Dyson porque sabían que la UEE acabaría redescubriendo el punto de salto. Los xi’an querían evitar que se produjera una situación similar, que supondría otra posibilidad de conflicto armado, cuando la UEE apareciera por ese punto de salto una segunda vez. De manera que los xi’an supieron prever que la decisión correcta sería mostrar compasión, porque era la que proporcionaba el camino más claro hacia la paz.

En un sorprendente acto durante la cumbre, el Emperador Kray modificó la ley xi’an para permitir que el sistema Kayfa estuviera abierto a todos los visitantes humanos, con la esperanza de que sirviera para fomentar el interés en la cultura y costumbres xi’an, y a largo plazo sirviera para consolidar una paz duradera entre ambas especies.

 

Kayfa I

El mundo más interior de Kayfa es un planeta terrestre con una atmósfera compuesta principalmente de carbono. Vista desde la órbita, la atmósfera parece un sucio remolino de tonalidades negras, marrones y rojas. Algunos científicos de la UEE teorizan que la preponderancia de carbono y la correspondiente presión atmosférica pueden haberle dado al planeta un substrato de diamante. Estas teorías no han podido probarse porque el gobierno xi’an prohíbe estrictamente las operaciones de minería en el sistema.

 

Kayfa II (Tovaroh)

Kayfa II es la sede religiosa del Imperio Xi’An, gracias a sus inusuales cualidades astronómicas. Un día del planeta dura 100 años xi’an, lo que equivale aproximadamente a 128 Años Terrestres Estándar.

En el Imperio Xi’An es costumbre que a los planetas les sea asignado un propósito y sean desarrollados con únicamente ese propósito en mente. Las finalidades espirituales de Kayfa II significan que fue terraformado para ser un lugar de paz, tranquilidad y meditación. Gran parte de su superficie está cubierta por jardines y campos cultivados, y se han erigido grandes templos para que siempre haya uno visible en el horizonte sin importar donde mires. Los templos proporcionan únicamente los recursos y servicios más indispensables para los monjes xi’an que residen en ellos practicando el método definitivo del li’tova para alcanzar la iluminación: pasarse un día entero meditando en Kayfa II. Para preservar la tranquilidad del planeta, en Kayfa II sólo hay una ciudad: Su’Shora. Esta ciudad alberga una pequeña cantidad de habitantes permanentes, en su mayor parte funcionarios gubernamentales o religiosos y el personal que los asiste, y que se encargan de tratar con los turistas y peregrinos religiosos xi’an que vienen de visita. Los humanos son bienvenidos, pero se espera de ellos que respeten las costumbres del planeta. A menos que se les haya concedido una dispensa especial, a los visitantes humanos de les exige también que se mantengan dentro de los límites de la ciudad.

Rumores en el viento

“Hay dos cosas que deberías tener en cuenta al visitar Tovaroh: la primera es que hay un montón de templos. Por muchos que te estés imaginando ahora mismo, hay como diez veces más. Si te gustan los templos, este lugar es para ti.
La segunda es que no has de llevar zapatos de cuero. No acabé de entender por qué, pero en Shu’Sora tuve que comprar en la tienda de recuerdos un par de caras chancletas para poder caminar por ahí sin que los monjes me miraran mal.”

– Harry Tenny, Guía del verso para quejicas, 2939

El enfoque religioso de Kayfa II significa que carece de actividades de manufactura o minería, y sólo posee las actividades económicas más esenciales. Todos los demás productos necesarios son traídos al sistema por el gobierno xi’an. Existen ciertas actividades del mercado negro, pero los delincuentes a los que se atrapa son castigados con severidad. La única exportación legal del planeta consiste en la planta Florecedora Centenaria, que es famosa por sus hermosas flores en forma de campana que florecen una vez cada 100 años xi’an. Originalmente nativa de Koli (Eealus III), los xi’an descubrieron que estas temperamentales plantas proliferan en los jardines de Tovaroh. La ley otorga a cada xi’an una planta de regalo en su primera visita al planeta. Los humanos pueden comprarlas, pero no deben esperar ningún descuento. Como método para impedir que el tráfico del sistema quede saturado de transportistas cargados con cantidades ingentes de Florecedora Centenaria, los xi’an se aseguran de que el precio de la planta suba y baje según la tarifa vigente en la UEE. De esta forma, comprar una Floración Centenaria en Tovaroh únicamente sirve para garantizar que esa planta es auténtica y no una de las imitaciones creadas mediante modificación genética que abundan por toda la UEE.

 

Kayfa III

Los xi’an consideraron una vez este enano gaseoso como un posible candidato para una operación de colonización basada en plataformas. El plan fue abandonado después de que el Emperador Kray expresara su preocupación por cómo podría afectar a Kayfa II un incremento del tráfico en el sistema.

 

Kayfa IV

Kayfa IV es el segundo enano gaseoso del sistema. Debido a que su núcleo recoso y tenue atmósfera se parecen a las de Kayfa III, algunos científicos humanos se preguntan por qué los dos planetas están tan alejados. Hay muchas teorías al respecto que siguen careciendo de pruebas, incluida una que sugiere que un planeta errante que atravesaba el sistema arrancó Kayfa IV de su órbita original. Una reciente petición presentada por una asamblea de científicos humanos y xi’an para estudiar el planeta con más detalle ha sido rechazada por el gobierno xi’an.

 

ADVERTENCIA DE VIAJE

Los xi’an consideran Tovaroh sagrado; esta designación se extiende a todo el sistema, por lo que debe mostrarse respeto. No se tolerará ninguna actividad violenta de ningún tipo, las cuales serán reprimidas de inmediato.

Original. Revisión por Frost.