Sistema Tayac

Un sistema sencillo con un pasado complicado, Tayac ha mostrado lo mejor y lo peor de la humanidad a lo largo de los cuatro siglos en que lo hemos ocupado. Descubierto a principios del siglo XXVI por el Programa de Expansión oriental, la estrella tipo G de la secuencia principal de este sistema fue visitada por vez primera en 2524 por un piloto de la UPE que estaba explorando más allá del punto de salto de Terra a Magnus. Hogar de tres planetas y un cinturón de asteroides, este sistema, entonces conocido como 368A, fue clasificado por los equipos de inspección como apto para su desarrollo comercial, con su planeta más interior señalado como un candidato potencial para la terraformación.

Debido a la gran cantidad de otros sistemas descubiertos durante esa década de expansión, se creó una cola de planetas esperando a ser terraformados que fue creciendo a medida que los fondos y recursos necesarios iban siendo asignados tan pronto como eran presupuestados. No fue hasta 2539 que los primeros pasos para la terraformación de 368A.01M (Tayac I) empezaron por fin, y se inició la construcción de una plataforma orbital. Sin embargo, antes de que el proceso pudiera ser completado, la primera guerra interespecies oficial de la humanidad estalló en 2541. A medida que la batalla contra los tevarin iba escalando en intensidad, todos los proyectos no esenciales fueron cancelados para poder centrarse en aumentar el esfuerzo bélico y fortalecer la flota naval; la terraformación de Tayac fue uno de los proyectos incluidos en los recortes.

El sistema permaneció relativamente intacto hasta la conclusión de la guerra y la subida de Ivar Messer al cargo de Imperator. Con la expansión fomentada por Messer del control del Imperio, Tayac fue convertido en un sistema militar, declarado de acceso prohibido al tráfico civil, y todos los puntos de salto conocidos hacia ese sistema fueron clausurados por bloqueos navales. Apartado por completo del ojo de la opinión pública, la verdad acerca de qué sucedió allí durante el régimen Messer no llegó a saberse del todo hasta que su reinado llegó a su fin varios siglos después.

 

Tayac I

Tras experimentar el alto coste de la Guerra Tevarin, sobre todo debido a sus propias experiencias en primera línea del frente, Ivar Messer estaba ansioso por desarrollar armas que permitieran al Imperio poner fin a futuros conflictos de forma rápida y con pérdidas mínimas de personal militar. Bajo su gobierno, se crearon discretamente y financiaron generosamente docenas de iniciativas, propuestas y proyectos de investigación dedicados a la destrucción en masa, todos ellos clasificados con el más alto nivel de confidencialidad. Un de estos proyectos, con el nombre en código de Vespa, fue idea del doctor Thessaly Tayac, quien creía que la tecnología de terraformación podía adaptarse para su uso como arma. La terraformación a medio completar de 368.01M fue elegida como el entorno de pruebas perfecto, y en 2546, el pequeño planeta rocoso fue asignado al doctor Tayac para que experimentara en él. Durante las siguientes décadas, el planeta fue terraformado y luego desterraformado de forma sistemática, lo que acabó transformando un planeta con un gran potencial en una roca desolada carente de atmósfera. Aunque el doctor Tayac fue capaz de invertir con éxito el proceso de terraformación, su equipo nunca fue capaz de convertir esta tecnología en un arma.

Rumores en el viento

“Hemos reducido en otras 6 horas la duración del proceso. Eso es un logro impresionante a pesar del mucho camino que nos queda por recorrer antes de que nuestra obra demuestre su utilidad. Una obra muy valiosa, debo añadir, ya que todos nuestros esfuerzos aquí no son nada comparados con su potencial para salvar las vidas de nuestros astronautas.”

- Doctor Tayac, Informe del Progreso del Proyecto Vespa, 06.03.2572

El problema era doble: tamaño y tiempo. La plataforma orbital necesaria para desestabilizar la biosfera de un planeta era de un tamaño considerable. Resultaba imposible imaginar un escenario en el que la Armada fuera capaz de situar con éxito una plataforma semejante encima de un mundo hostil bajo condiciones de batalla. Y aunque lograran mover la plataforma a una posición adecuada, el proceso de desestabilización era lento. Para cuando el doctor Tayac falleció, se habían realizado avances considerables, pero no eran suficientes como para lograr que el proyecto fuera factible para un uso real. Tras el fallecimiento del doctor, las riendas del Proyecto Vespa pasaron a otra mano y el trabajo prosiguió en el sistema que para entonces era conocido de forma coloquial entre el personal de la Armada como sistema Tayac. A pesar de generación tras generación de Messers ansiosos por ver cómo Vespa se convertía en realidad, los obstáculos eran simplemente insuperables. En 2750, Tayac I se había vuelto cada vez más inestable debido a los experimentos y ya no podía ser terraformado, a lo que había que sumar que el interés por el proyecto había menguado junto con la financiación. Vespa fue clausurado oficialmente y el sistema Tayac quedó prácticamente vacío.

No pasó mucho tiempo antes de que los vientos políticos del Imperio cambiaran y los Messer fueran derrocados del poder. Durante el periodo de agitación que vino después, los experimentos del doctor Tayac se hicieron de conocimiento público. Eso no sólo supuso una impactante revelación de hasta dónde habían estado dispuestos a llegar los Messer, sino que puso una considerable tensión en el todavía frágil tratado de paz que acababa de ser negociado con los xi’an. Como demostración de confianza y garantía de que el Imperio de antes era cosa del pasado, la imperator Toi compartió con el gobierno xi’an toda los datos de investigación del Proyecto Vespa, jurando que ese tipo de tecnología no se volvería a investigar jamás.

 

El Arca

A medida que el nuevo gobierno seguía distanciándose del régimen anterior, el Imperator Marshall Leon propuso que, tras siglos de desconfianza y guerra, era precisa la existencia de un símbolo de paz que uniera a las diversas especies del universo. Su idea acabó convirtiéndose en lo que sería conocido como el Arca, un repositorio del conocimiento universal y un lugar seguro para las discusiones diplomáticas entre especies. Se propusieron muchos sitios para albergar el Arca, pero al final, Tayac I fue elegido para simbolizar cómo las grandes obras pueden arrojar luz y esperanza sobre las sombras de nuestro pasado.

Rumores en el viento

“Permitan que este Arca perdure como orgulloso testimonio y registro histórico de nuestras vidas y las de quienes nos han precedido.”

– Imperator Marshall Leon, Gala de celebración de la dedicatoria del Arca, 2800

La construcción inicial se terminó en 2800, y desde sus primeros días el Arca ha contenido una de las mayores bibliotecas públicas y colecciones de archivos de todo el universo conocido. Al no haber ningún planeta habitable en el sistema, el Arca se ha convertido en el principal centro de actividad en Tayac, con los buscadores del conocimiento (junto con los servicios destinados a atenderlos) congregándose en torno a la biblioteca.

Aunque el Arca todavía no ha emprendido ningún viaje, se rumorea que, a medida que la fecha del bicentenario de su construcción se aproxima, el Arca podría viajar por primera vez entre las estrellas tal como el Imperator Leon propuso originalmente hace tantos años. Quienes deseen visitar el Arca harían bien en hacerlo ahora, para aprovechar el hecho que de momento todavía tiene una ubicación semipermanente.

ADVERTENCIA DE VIAJE

Hay que recordar que el Arca y sus alrededores inmediatos se consideran espacio neutral tal como se estipula en el Tratado del Arca, y por lo tanto la UEE no tiene jurisdicción aquí.

 

Tayac II

Un enorme gigante gaseoso, Tayac II es conocido por sus impresionantes anillos planetarios, que son unos de los más densos en toda la UEE. Sus líneas oscuras crean un contraste visualmente agradable contra los tonos brillantes de la atmósfera del planeta que rodean.

 

Cinturón de Tayac Alfa

Disperso y con recursos mínimos, el rasgo más destacable del cinturón de asteroides de Tayac es que alberga una instalación artística orbital que fue encargada para celebrar el centenario del Arca. Completada en 2900, la obra, conocida como la Canción Silenciosa, fue fruto del esfuerzo conjunto entre el artista humano Yosef Colt, el artista xi’an Aor, y un equipo de fabricación banu. Todos ellos vivieron y trabajaron juntos durante toda una década. Hay quienes dicen que esta cohabitación fue un logro más impresionante que la propia instalación.

 

Tayac III (Pastor)

Orbitando extremadamente cerca del cinturón de asteroides, este planeta enano se ganó su apodo por parecer que está vigilando atentamente un rebaño de asteroides. Se especula que el planeta era originalmente un grupo de asteroides que se fusionaron formando un solo cuerpo celeste que se separó del resto del cinturón.

Original. Revisión por Frost.