Sistema Vega

A primera vista, Vega es un discreto sistema de cuatro planetas que orbita una estrella tipo G de la secuencia principal. Considerado una vez con el potencial para convertirse en un elemento central para la rápida expansión humana que algún día habría podido competir de igual a igual con la Tierra y Terra, la fortuna de Vega decayó cuando pasó a formar parte de la línea de frente del conflicto con los vanduul.

La colonización del sistema se inició en 2402. Dos planetas en su franja habitable, Aremis y Selene, fueran terraformados rápidamente. En rápida sucesión, la población del sistema fue creciendo, se edificaron ciudades, se minó el campo de asteroides y el sistema obtuvo su primer representante en la UEE.

Todo este crecimiento cesó con la caída de Armitage a finales del siglo XXVII. Hallándose repentinamente en la línea del frente y temiendo una inminente invasión vanduul, la población del sistema disminuyó rápidamente a medida que quienes poseían los medios para hacerlo se retiraban a los sistemas interiores. Los precios de las propiedades inmobiliarias se desplomaron hasta casi no vale nada, y el carácter de la población se transformó de la noche a la mañana. En un fugaz instante, el empleo más lucrativo en Vega había pasado a ser averiguar una forma de abandonar el sistema.

La temida invasión vanduul no se ha producido, todavía. Más allá de la ocasional incursión de reconocimiento que siempre es rápidamente derrotada, los alienígenas no han realizado ningún intento serio por apoderarse o causar destrucción significativa en Vega. Aun así, la constante amenaza de una invasión sigue cerniéndose sobre la población.

Aunque los veganos nativos se consideran en la línea de frente de las operaciones bélicas, hay pocos en las fuerzas militares que piensen lo mismo: con la infraestructura que existe y la línea de comunicación directa con los mundos natales, estar destinado en Vega no se parece en nada a estar destinado en cualquier otra parte del frente.

Durante la última década, el sistema ha empezado a cambiar de tendencia. Gente padeciendo los efectos de las penurias económicas ha empezado a acudir a Vega para aprovechar los módicos precios de sus bienes inmuebles. Incluso aunque los sistemas de alerta temprana siguen de tanto en tanto poniendo en cuarentena el sistema cuando detectan a algún clan vanduul merodeando por Virgil, resulta evidente que la amenaza vanduul no basta para superar el aprecio que algunos sienten por un alquiler barato.

Vega I

Vega I es un planeta enano que orbita muy cerca del astro del sistema. Nunca se ha hecho intento alguno por habitarlo, ni tampoco se le ha descubierto ningún recurso interesante. A los astro-geólogos les bastó con una sola sonda no tripulada para descartar este planeta como fuente potencial para el comercio o la ciencia.

Vega II (Aremis)

Aremis está orbitado por un conjunto de anillos planetarios que albergan en su interior varias lunas pequeñas, algo realmente excepcional en un mundo habitado. La biosfera del planeta, aunque adaptada a las necesidades humanas por el proceso de terraformación, se desarrolló inicialmente de forma natural y dio lugar a una vasta cantidad de flora y fauna que todavía existe.

Aremis fue el segundo planeta del sistema Vega en ser colonizado. Durante la mayor parte de su “vida”, Vega II cumplió el papel de hogar para una serie de bases de la Armada y de otras fuerzas militares, así como el de un destino popular para los permisos en tierra. El planeta alberga bases importantes de las cuatro ramas militares, entre ellas una de las instalaciones del Ejército más viejas que existen: Camp [General Chester C.] Manheim. Esta dinámica ha cambiado en los últimos años. Aremis es el mundo que más se ha beneficiado de la reciente explosión demográfica, lo que ha resultado en la aparición de varias ciudades pequeñas de importancia y el desarrollo de amplias extensiones de tierras de cultivo.

Esta afluencia de población ha revigorizado el sistema tras haber sido nombrado un “planeta al que observar” por el New United. La ciudad de New Corvo es actualmente la más grande de todo el planeta, y es el sitio donde tiene lugar todo el comercio interplanetario; New Corvo se está convirtiendo en el centro de la ciencia culinaria de toda la UEE. Muchos economistas especulan con la posibilidad de que, en unos pocos años, Vega II acabe sobrepasando a su planeta hermano, Selene, y pronto llegue incluso a superar la posición que Selene ostentaba en el apogeo de su expansión. El Consejo de Gobernadores local ha estado también impulsando agresivamente una solicitud de reconocimiento para el Senado. Han llegado incluso a tomar medidas para procurarse mercenarios independientes que presten apoyo y refuercen las unidades de la policia y la milicia local y reducir así sus estadísticas de criminalidad.

Vega III (Selene)

Selene es el corazón del sistema Vega, aunque muchos sospechan que no ostentará este título por mucho tiempo. Aunque su población ha disminuido significativamente desde los buenos tiempos del sistema, todavía conserva una población cuyo tamaño está en un orden de magnitud superior al de otros mundos fronterizos. Selene está apropiadamente representada en el Senado de la UEE, donde ocupa una posición que se considera significativamente influyente.

La ciudad más importante y principal punto de aterrizaje del planeta es Titus, una extensa megalópolis que parece estar soñando con su pasada gloria. Aunque el centro urbano está bastante desarrollado, el paisaje urbano que lo rodea es un oxidado anillo oxidado de proyectos de construcción que a lo largo de los siglos han ido siendo iniciados pero jamás terminados. Últimamente, estas obras abandonadas han ido siendo adquiridas por intereses extra-planetarios con la esperanza de re-urbanizar la región; el éxito o fracaso de esta iniciativa todavía está por determinar.

Hay un segmento de población especialmente interesante: los descendientes de los supervivientes del sistema Orion. Se trata de un grupo sanguinario pero con pocos recursos, los descendientes de supervivientes que huyeron de Orion suelen formar un frente común a la hora de dar su apoyo a espeluznantes ataques de venganza en espacio vanduul. Estas misiones están mal pagadas y son extremadamente peligrosas, pero los pilotos de combate de mentalidad verdaderamente mercenaria suelen considerarlas trabajos especialmente satisfactorios.

Campo de asteroides y Vega IV

Más allá de Selene se encuentra el denso campo de asteroides del sistema. Oficialmente propiedad del gobierno de la UEE, el campo de asteroides no está patrullado y ha sido intensamente minado. La región suele estar frecuentada por mineros independientes que carecen de ninguna concesión propia; aunque el campo está desprovisto de minerales especialmente valiosos, está considerado como una especie de campo de entrenamiento para los aspirantes a minero. El último mundo del sistema, Vega IV, es un gigante gaseoso normal. Un mundo gigantesco, denso y de color marrón rojizo, Vega IV jamás podrá competir con otros gigantes gaseosos como Júpiter o Krang en cuestiones de belleza. Lo que sí proporciona es un punto de repostaje razonable para quienes deseen re-abastecer una nave espacial grande. La órbita del planeta está salpicada de refinerías de propiedad independiente, y la capa más exterior de hidrógeno suele ser lo bastante pura como para realizar muestreos individuales.

Original.