Sistema Orion

Propietario: Abandonado
Planetas: 8
Planeta Principal: Orión III
Periodo de Rotación: Orión III 466 D.E.T.
Importaciones: Ninguna
Exportaciones: Ninguna
Nivel Criminalidad: -
Mercado Negro: -
Valor Estratégico UEE: Rojo

La colonia en Orión III (Armitage) empezó su vida con una gran celebración; se trataba del objetivo final del Proyecto Farstar, una iniciativa de la UEE dirigida a expandir el dominio de la humanidad estableciendo colonias cada vez más distantes. Hasta el día de hoy sigue siendo el mundo más lejano jamás colonizado por los humanos. La colonia más alejada de la Tierra evolucionó pacíficamente durante seis años… hasta el primer ataque.

Armitage era, como más tarde se descubrió, un mundo del que los Vanduul se alimentaban ocasionalmente. Los clanes de paso habían marcado el planeta como una fuente de ganado y de tanto en tanto volvían a él para dedicarse a la caza. El violento incidente del primer contacto tuvo lugar en este sistema y fue seguido de forma casi inmediata por incursiones contra la colonia. No está claro si los vanduul simplemente se sintieron enfurecidos por la presencia humana en “su” sistema o si simplemente tenían ganas de cobrarse nuevas víctimas… pero las incursiones empezaron en seguida y fueron aumentando constantemente en frecuencia y ferocidad. En un periodo de seis meses, Orión había sufrido quince incursiones; las bajas entre los colonos fueron atroces.

La UEE se enfrentaba a una difícil decisión: desplegar la Flota a una estrella tan lejana resultaría una tarea difícil y costosa al carecer de una línea de suministros preestablecida. Al final, Orion fue abandonado como colonia humana formal, con los refugiados abandonando sus hogares y posesiones para abordar transportes que los llevarían de vuelta al Imperio.

Hoy, Orión III es un mundo destruido. En su superficie todavía quedan las ruinas de asentamientos humanos y los restos de algún que otro campamento Vanduul, pero la vida animal y vegetal del mundo han sido casi exterminadas. La superficie del planeta, compuesta por llanuras una vez habitables, está ahora salpicada de cráteres de impacto y las cicatrices provocados por bombardeos de antimateria.

Hay pocas razones para visitar Orión hoy en día; el sistema sigue estando en los confines más alejados del espacio y no ofrece nada de interés… excepto a los adictos al riesgo y cualquiera que desee poner a prueba su valía contra los Vanduul.

Original.

Dejar una Respuesta

Su dirección de email no sera publicada. Los campos obligatorios están señalados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>