Hallado el Reportero de New United

por Anna Folsen
Colaboradora

Parker Terrell, el polémico reportero del New United NewsOrg y autoproclamado “Voz del pueblo” fue hallado a principios de esta semana en un motel barato para transportistas en el sistema Corel, tras haber estado en paradero desconocido desde hace casi tres meses.

Para empezar siquiera a intentar comprender la extrañeza que ha impregnado este incidente, debemos remontarnos hasta el principio de todo.

El señor Terrell se había convertido recientemente en una figura habitual del Espectro. Durante una aparición en el veterano programa de debates Showdown! de la SSN/CAtv, el señor Terrell insinuó que la destrucción de Ellis XI había sido en realidad una prueba de un arma de la UEE capaz de destruir planetas.

El debate se extendió por toda la UEE. Sus detractores señalaban la increíble irresponsabilidad de un reportero que se dedicaba a formular acusaciones ignominiosas sin tener la más mínima prueba. Al mismo tiempo, sus partidarios acudieron rápidamente en su defensa, afirmando que la UEE ha tenido un pasado sumido en la duplicidad y la corrupción.

Ambos bandos del debate sólo parecieron servir para envalentonar a Terrell, quien fomentó una atmósfera de paranoia anti-UEE tanto a través de su columna como en sus apariciones públicas.

Y luego, nada.

En 30-06-2943 TET, Emma Moses, la editora de Terrell en el New United, cumplimentó en el Departamento de Policía de Prime una denuncia de persona desaparecida, afirmando que Parker Terrell no se había presentado en el trabajo durante los últimos días. Y lo que resultaba todavía más sospechoso (según la denuncia) era que no había asistido a un panel en una conferencia de la industria en la que estaba planificada que diera una disertación.

El detective Nathan Cobb (del DPP) fue asignado al caso de Terrell.

- Las circunstancies en torno a la desaparición del señor Terrell son extrañas, por decir algo – dijo el detective Cobb en una entrevista efectuada tres días después de que recibiera el caso -. Y estamos teniendo en consideración todas las posibilidades, pero me temo que no puedo dar ma´s detalles sobre una investigación en curso.

La desaparición del reportero tuvo una breve respuesta por parte del público, validando la noción (para algunos) de que sus teorías de la conspiración tal vez fueran correctas. A medida que los meses iban pasando, algunos de sus desatinados seguidores llegaron incluso al extremo de empezar a referirse a él como un “mártir”. La que suscribe podría sugerirles unas cuantas palabras más para referirse a él, con “cobarde” y “sensacionalista” encabezando la lista.

Afortunadamente, todo este desenfreno terminó pronto y el centro de atención del debate público pasó a sucesos de mayor importancia. Al mismo tiempo, todas las pistas acerca del paradero de Terrell acabaron en callejones sin salida, lo que dejó a Cobb persiguiendo a un fantasma.

A medida que Cobb ampliaba el alcance de su investigación bajo poderes discrecionales de la Fiscalía, se dirigió al público para que le ayudara en su búsqueda. Por desgracia, tamizar la montaña de chivatazos que el enviaron resultó ser una tarea hercúlea en sí misma.

Finalmente, en 10.08.2943, Cobb encontró una pista. La Aurora de Terrell, que hasta ese momento estaba desaparecida, fue hallada a las afueras de Jele City en Vann. Escondida en un conjunto de viejas fábricas, el entorno constantemente frío hizo difícil poder determinar cuánto tiempo llevaba abandonada aquí.

Cobb y su equipo fueron incapaces de obtener ningún nuevo indicio o información de la nave, por lo que no pasó mucho tiempo antes de que la investigación quedara atascada de nuevo.

Los chismorreos por el Espectro parecían hacerse eco del talante conspirativo de Terrell, echándole la culpa de escuadrones de la muerte gubernamentales o incluso estableciendo vínculos con el escándalo del espía arrestado por los xi’an. La opinión pública parecía estar convencida de que jamás volvería a saberse nada de Terrell.

La pregunta de qué le había sucedido a Parker Terrell estaba en camino de quedar sin respuesta para siempre. Un misterio sin resolver.

Y entonces, probablemente de la forma menos espectacular que nadie podría haber anticipado, Parker Terrell fue visto.

Cobb recibió el soplo de un civil anónimo que reconoció a Terrell mientras éste estaba siendo desalojado por la fuerza del hotel Cred’N’Crash por su propietario.

- Llevaba dos semanas sin pagar – nos dijo Hader Oshaw, el propietario del hotel, por comunicaciones -. Me dijo: “Oye, tío, te pagaré mañana. Y llegó el día siguiente, y nada, así que lo envié a la calle.

Fue cuestión de días antes de que Cobb pudiera por fin echarle el guante a Terrell, quien fue atrapado tratando de conseguir a base de sobornos un puesto a bordo de un transporte de carga. Terrell fue detenido, se le hizo un examen médico y se le sometió a un interrogatorio. El reportero parecía estar ileso cuando fue puesto en libertad más tarde ese mismo día. Fuentes del Terra Gazette que desean permanecer anónimas informan que la Fiscalía no ha abierto ninguna investigación sobre la desaparición de Terrell y, de hecho, han presentado cargos contra él y el New United acusándolos de presentar una denuncia falsa.

La señora Moses, la editora de Terrell, emitió un breve comunicado a través del equipo jurídico del New United:

- Ante todo, nos sentimos aliviados y agradecidos de que el señor Terrell haya sido encontrado sano y salvo y estamos llevando a cabo nuestra propia investigación interna acerca de la naturaleza de su ausencia laboral no autorizada y las circunstancias que motivaron tales medidas drásticas por su parte.

Aunque el caso parezca estar oficialmente cerrado, todavía quedan preguntas por contestar: ¿Qué es lo que provocó que este reportero tan combativo desapareciera? Y todavía más importante, ¿por qué?

Aunque la “Voz del pueblo” ha permanecido en silencio desde su puesta en libertad, si hay una cosa de la que se puede estar seguro acerca de Parker Terrell, es la siguiente: no se estará callado por mucho tiempo.

FIN DE LA TRANSMISIÓN

Original.