Un Curro Honrado

 

ERROR………>>

COM/SEG INTERRUMPIDA

SEÑAL NO AUT>>

SEÑAL ENCONTRADA

¡Llenad vuestras jarras, porque Jester está de vuelta!

De hecho, podéis meteros por el gaznate todas las bebidas que queráis, porque un poco de néctar siempre hace que B0otyCall  sea algo más fácil de tragar. Mirad, he de admitir que he echado de menos poder emitir este programa. No es gran cosa, pero es algo mío, si me entendéis. Y también es bueno saber que me han echado de menos. Mi bandeja de entrada está casi a reventar de preguntas preocupadas. Desaparezco unas cuantas semanas y todo el mundo se piensa que soy combustible de sol, pero para todos quienes se han estado rasgando las vestiduras y planificando velatorios, me alegro de confesar que los rumores del fallecimiento de Jester han sido grandemente exagerados. Mi reentrada no ha sido sin unas cuantas sacudidas, eso sí. Hay algunos ahí fuera que se sentían felices ante la idea de mi ausencia. Típico, ¿verdad? Tan pronto como la gente se piensa que está oliendo un cadáver, aparecen los buitres. Por cierto, Eric, si vuelves a transmitir en mi banda una sola vez más tu programa Outlaw Roll Call, en seguida estaremos haciendo un brindis en tu memoria. ¿Está claro?

Hechas ya las amenazas violentas, estoy seguro que todos estáis ansiando saber dónde se había metido Jester. Bueno, dejadme contaros que han sido unos días bastante duros. Y, no, no me habían metido en QuarterDeck, si eso es lo que estáis pensando todos. Ha sido algo mucho peor. No sólo he tenido que soportar la penuria de no poder estar de charleta con gente elegante como vosotros, sino que, creéroslo o no, pero vuestro querido Jester ha encontrado un trabajo.

No era un trabajo de trabajar, sino más bien un curro honrado con todo en regla. Vale, está bien, todo formaba parte de una estafa, pero a todos los efectos, vuestro seguro servidor estuvo casi dos meses trabajando de ocho a cinco. Todo el asunto se le ocurrió a Twist el año pasado cuando estábamos celebrando una barbacoa para el Día del Ciudadano en el hangar de Pielo. Cuando estaba a medias de su sexto vaso de Rust, Twist pone una cara rara, y nos cuenta todo su plan a la perfección: convencemos a algún trajeado de que somos una compañía de transporte de mercancías, y así ellos mismos nos pondrían el botín en las manos. Nos quedamos boquiabiertos. Así es Twist, es una de esas personas cuyo cerebro piensa mejor cuando está aturdido. Todos nos apuntamos al plan. En ese punto sólo era cuestión de encontrar la nave correcta, y lo que era aún más importante, conseguirme un puesto en ella.

¿Por qué yo? Bueno, ¿tal vez porque de todo el equipo yo era el único que sabia manejar bien un conjunto de escáneres? Así es. Gracias a todo el tiempo que me he pasado emitiendo en esta bonita parcela del Espec, Jester sabe más que la mayoría de técnicos entrenados. Imagináos a hora a mí con un corte de pelo respetable y estrechándole la mano al Capitán Pardillo, quien accedió a llevarme durante un periodo de prueba de tres meses para ver si yo encaba bien a bordo de la Presa Fácil. La nave era un cubo de basura oxidado, pero funcionaba bien. De hecho, funcionaba realmente bien. La habíamos seleccionado por esa precisa razón. Era lo suficientemente insignificante como para no llamar la atención, a la vez que extraía suficiente mineral de primera calidad como para que valiera la pena el esfuerzo. Ya sabéis lo fácil que es falsificar una identimarca, por lo que pensarías que un capitán listo dedicaría un poco más de tiempo a comprobar a quién permiten subir a bordo, no digamos darle acceso a todos los sistemas. Pero, para nuestra suerte, hay muchísimos capitanes que no son listos. Y hasta un canalla necesita comer, ¿no?

El golpe no nos podría haber ido mejor ni aunque lo hubiéramos querido. En un momento estoy charlando con el capitán acerca de cómo se hacen los mejores bocadillos, y al siguiente le estoy transmitiendo a Twist los códigos de acceso del horario de recogida de material. Luego, una vez por semana durante dos meses, Twist aparece con una Cat, nos envía los códigos y las identimarcas para hacerse pasar por la compañía de transporte de mercancías a la que se supone que Pardillo tiene que enviarle su material. ¿Es realmente robar cuando el pringado te entrega en mano el paquete?

El golpe definitivo de genio fue que yo conecté todo el asunto a un técnico soldador que tenían trabajando con ellos. Tendrías que haberle visto gritando su inocencia mientras lo arrojaban a la bodega para esperar la llegada de los fiscales. Les dije que yo iba a dejar el trabajo antes de lo estipulado por el contrato tras ver que la tripulación tenía un criminal a bordo. ¡El capitán llegó incluso a pedirme disculpas! Me pagó todo el contrato y me dijo que estaría encantado de volver a tenerme a bordo. Casi me sentí mal por él, pero me aseguré de darle un buen uso a esos credis extra. Me los gasté brindando con Twist y los demás la pasada noche en el bar de Blinder, donde celebramos un trabajo bien hecho.

Hablando de eso, todo este parloteo ha hecho que vuelta a dolerme la cabeza. La noto como un repetidor atascado en modo automático. Creo que éste es un momento tan bueno como cualquier otro para señalar el fin de mi triunfante retorno. No temáis, B0otyCall estará de vuelta. No podéis mantener apartado al gran Jester. Mala hierba nunca muere.

¡B0otyCall  corto y cierro!

Original.